H&M amenaza con destronar a Inditex

stop

La multinacional gallega se mantiene por encima en ventas y beneficios, pero el grupo sueco crece más rápido en ambas magnitudes

Karl Johan Person, CEO de H&M, y Pablo Isla, presidente de Inditex.jpg

11 de agosto de 2014 (04:09 CET)

Inditex habita en otra galaxia, pero incluso en el Olimpo comparte espacio con otros seres sobrenaturales. Es el caso del grupo sueco H&M, uno de los pocos que puede medir su balance de resultados con el del imperio fundado por Amancio Ortega, y quizá por ello se haya convertido en el gran rival, el termómetro en el que baremar la salud de Inditex cuando no se compara consigo misma.

También sobre el terreno parece acrecentarse su pulso a tenor de las aperturas anunciadas por la compañía sueca en España y en el resto del globo (hasta 375 este año), la puesta en marcha de la cadena H&M Home (similar a Zara Home) y el vuelo de su segunda marca, Cos, que comienza a expandirse a nuevos mercados como EEUU, Japón o Irlanda. Es un hecho destacable ya que, aunque logre un volumen de negocio similar al del imperio fundado por Amancio Ortega, lo cierto es que H&M maneja la mitad de tiendas. A cierre de 2013 eran 3.132, frente a las 6340 de Inditex. Dos estrategias distintas pero, ¿quién va ganando?

A favor de Inditex


El grupo que preside Pablo Isla domina las grandes magnitudes. Es el primero por cifra de negocio, que alcanzó a cierre de su ejercicio fiscal en 2013 los 16.724 millones, frente a los 14.500 de H&M. Gap, otro gigante, se quedó en 11.708 millones, y la catalana Mango ya juega en otra liga (1.840 millones).

Inditex también tuvo más beneficios que su rival, 2.377 millones frente a los 1.934 del grupo sueco. En su memoria, la multinacional gallega destaca un crecimiento en las ventas por superficie comparable, un medidor clave para las grandes cadenas del textil que evalúa las tiendas durante más de un año, de un 3%. H&M no superó el 1%.

A favor de H&M


La multinacional que capitanea Karl Johan Persson pierde en el marcador pero sale victoriosa en las sensaciones. Gana menos, pero sus beneficios crecen más rápido, un 1,6% en el ejercicio de 2013 (que cerró en noviembre) frente al 0.7% de Inditex. Lo mismo ocurre con el incremento de un 6,4% de la cifra de negocio ya que la multinacional gallego solo pudo elevar sus ventas un 4.9%.

Esta tendencia parece mantenerse en 2014. El Grupo sueco incrementó sus ventas en el segundo trimestre de su ejercicio un 19,6% , hasta los 4.910 millones de euros, y sus ganancias se dispararon un 34,8%. Todo ello mientras desarrolla un plan de expansión para hacerse fuerte en China y EEUU y abrir nuevos mercados, como Filipinas, India o Australia.

En el mismo periodo, aunque perteneciente al primer trimestre de su ejercicio fiscal, Inditex mostró síntomas de fatiga. Ganó un 7,5% menos en la comparativa interanual afectado principalmente por el efecto del cambio de divisas. Pese a todo, superó las previsiones, lo que le valió un empujón en bolsa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad