Guerra por la Fábrica de Armas: IFFE denuncia ante Defensa que el capital de Hércules de Armamento “no existe”

stop

En su recurso, plantean que el actual proyecto no garantiza el empleo durante tres años, como exigían las condiciones del concurso

El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, con representantes de Grupo IFFE

24 de noviembre de 2014 (00:24 CET)

Mientras la antigua Santa Bárbara recobra la vida de la mano de Hércules de Armamento, flamante vencedor del concurso orquestado por Defensa, en los despachos de Hacienda y del propio Ministerio siguen sonando los tambores de guerra. La Fábrica de Armas está adjudicada, pero los extrabajadores agrupados en torno al sindicato UGT, y el Grupo IFFE, que pugnó por la gestión de la planta, continúan la batalla, ya que albergan dudas sobre la legalidad del proceso.

El rival de Hércules de Armamento anunció que impugnaba el concurso y que si esto no daba resultado procedería al contencioso administrativo. En definitiva, que quemará todos los cartuchos para pelear por la Fábrica de Armas, en un proceso que podría alargarse notablemente. Aunque ni en Defensa ni en Hércules de Armamento tenían todavía constancia del recurso de IFFE la pasada semana, la empresa ha dado ya algún detalle de su envite. En la documentación que presentaron dicen explícitamente que 507.000 euros que conforman el capital social de Hércules de Armamento, de 610.000 euros, “no existen realmente y su capital se limita a 103.000 euros. “La posible falsedad documental debería descalificar” a la empresa, indica.

Las inversiones decantaron el concurso


Es uno de los puntos que toca IFFE en su análisis, elaborado por el despacho Garrigues, de la puntuación asignada por la mesa de Defensa a los dos competidores, 84,5 puntos sobre 100 de Hércules de Armamento y 76,5 de Grupo IFFE. La mayor distancia entre ambos se registró en el plan de inversiones, donde los actuales gestores de la Fábrica de Armas lograron 6,6 puntos más. Prevén una inversión de 6,6 millones hasta 2017.

Defensa solicitó el pasado verano aclaraciones a IFFE sobre el plan inversor que se incluía en su proyecto. Al requerimiento respondió el propio presidente del grupo, David Carro. Ahora, la compañía alega que buena parte de este plan de inversiones fue obviado en las puntuaciones. Según afirma la compañía, propuso una inversión en activos de 6,3 millones en 3 años y otros 3,3 millones en fondo de maniobra,  “imprescindible dada la falta de facturación y los altos costes fijos” de los primeros años.

Siembra dudas sobre el empleo


Si bien el plan de inversiones fue la clave para que Hércules de Armamento gestione la Fábrica de Armas, IFFE plantea muchas más alegaciones, por ejemplo, respecto al plan de financiación con fondos ajenos o las actividades de interés para defensa, puntuables ambos aspectos en el concurso. Entre estas alegaciones hay una que afecta directamente a los trabajadores. Las condiciones establecidas por Defensa exigían el mantenimiento del empleo durante tres años. El actual proyecto, dice el recurrente, no adquirió este compromiso.

Textualmente, la documentación aportada por Hércules de Armamento, prevé “la contratación escalonada durante el transcurso del primer año de 155 trabajadores” con prioridad a los antiguos empleados. Sin embargo, no se especifica que se mantengan los puestos hasta 2017, una rendija que aprovecha IFFE para alegar.

Acuerdos comerciales

Más que al plan de inversiones, los nuevos socios de la Fábrica de Armas otorgan una gran importancia a los acuerdos comerciales presentados a Defensa para poner en marcha el nuevo proyecto. En ese apartado, Hércules de Armamento obtuvo dos puntos más que su rival al entender Defensa que aportaba cartas firmadas por responsables empresariales. Estas fueron más valoradas que los documentos entregados por IFFE.

Sin embargo, estos alegan que “la literalidad de las cartas no les confiere valor adicional alguno a lo que IFFE declara en cuanto a empresas implicadas”, por lo que reclaman la misma puntuación. Todos los cambios de valoración que solicita el grupo perdedor en el concurso acabarían dando la vuelta a los números, de tal modo que Hércules de Armamento obtendría una puntuación de 76,55, mientras que IFFE alcanzaría los 84,5.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad