Guerra entre Elcano y una aseguradora británica por la mitad de su flota en Brasil

stop

La naviera gallega afronta una demanda que exige que devuelva cuatro buques quimiqueros valorados en cerca de 15 millones

José Silveira Cañizares, al  lado de la imagen de un barco de Elcano

15 de noviembre de 2014 (21:24 CET)

La poderosa aseguradora británica Steamship Mutual ha solicitado a un tribunal brasileño que deshaga el contrato de compraventa de 4 buques tanque celebrado entre las navieras carioca Metalnave y la gallega Elcano. La firma londinense alega para ello un supuesto impago por parte de la compañía americana en las correspondientes pólizas para cubrir los daños e indemnizaciones de los quimiqueros incluidos en la operación, y que ahora están en manos de la flagship del grupo vigués Nosa Terra XXI. El grupo gallego pasaría a ser en este momento codeudora de las primas impagadas, según la tesis de la demandante, que pretende resarcirse de la deuda destruyendo la compraventa.

La anulación efectiva y retroactiva del contrato suscrito entre la brasileña Metalnave y Elcano, realizado en este caso a través de su filial local Empresa de Navegaçao, figura entre las peticiones subsidiarias de la demanda interpuesta por Steamship. El procedimiento judicial está ya en fase de recurso, tras ventilarse originariamente ante un tribunal federal. La importante compañía de seguros tiene su base en la City (barrio financiero) de Londres, si bien posee bases operativas en Bermudas, Hong Kong y Grecia. Con la compra, según demandante y recurrente, Elcano asumió además del control de las naves, las deudas que estas arrastraban, en virtud de la subrogación en todos los derechos y obligaciones de su predecesora.

15 millones de euros


En la práctica, si la londinense Steamship Mutual consigue que cuaje su demanda, elevada ahora ante el Superior Tribunal Justiça de Brasil (el equivalente al Tribual Supremo español) y se admite la petición de anulación del pacto, Elcano-Brasil debería devolver los cuatro buques a su anterior propietaria brasileña. Se trata de una flotilla de quimiqueros con una eslora de 125 metros y con un valor por unidad que rondaría entre los 3,5 y los 5 millones de euros. Se da la circunstancia de que las naves fueron construidas en el año 2001 en el astillero brasileño de Itajaí, desde hace años también en la órbita de Elcano y por cuyo control pugnaba el grupo gallego con su ex socio local.

De suceder así, y regresar la situación a la casilla de salida previa al documento contractual suscrito por las dos empresas navieras, Elcano se quedaría sin la mitad de su flota en Brasil. En este momento, posee siete naves en activo. De ellas, cuatro son los buques tanque citados y los otros tres son bulkcarrier. La naviera internacional del grupo Nosa Terra XXI posee una flota global de 21 naves operativas y construye en este momento en distintos astilleros de China y Japón hasta cuatro mercantes más. La mayoría de sus barcos están abanderados en Brasil y Madeira, en este caso a través de su filial Lauria Shipping.

90% de la flota mundial

Steamship, perteneciente a un portentoso grupo internacional de compañías de seguros de responsabilidad por daños –a su vez, encuadrado en uno todavía mayor a nivel planetario, en lo que los británicos llaman club de P&I- quiere desde hace tiempo clavar sus dientes a Metalnave y, por añadidura, a Empresa de Navegaçao Elcano. Los impagos, según lo ven desde sus despachos de la Aquatical House situadas en el número 39 de la londinense Bell Lane, no figuran como vocablo en su diccionario de broker. Desde la City de Londres, según sus propios datos, se manejan en torno al 90% de todos los seguros de P&I (protección e indemnización, en sus siglas en inglés) de la flota oceánica mundial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad