Guerra apuesta por una marca deportiva que lucha por recuperar el éxito

stop

New Millennium, actual fabricante de Kelme, cerró 2011 con unos números rojos de más de un millón de euros

Javier Guerra, exconselleiro de Economía / E.P.

28 de marzo de 2013 (21:35 CET)

Javier Guerra fue hombre de negocios antes que político. Ahora, diputado del PP en el Parlamento gallego y exconselleiro de Economía, la actividad empresarial ha pasado a un segundo plano. Aunque desvinculado de la gestión diaria de sus empresas, su pequeño imperio no para de crecer. Su último hito ha sido hacerse con el control de la histórica marca deportiva Kelme, tal y como adelantó Economía Digital. A lo largo de su trayectoria, Guerra ha sabido acertar siempre en todos los negocios en los que ha entrado, aunque en esta ocasión puede que el éxito cueste un poco más.

A pesar de que sus números mejoran cada año, Kelme (New Millennium Sports) todavía lucha a día de hoy por salir del abismo en el que cayó a comienzos de la década pasada. Un largo proceso de reestructuración, con ayudas de la propia Comunitat valenciana incluidas, culminó en 2008 con la entrada del fondo de capital riesgo Tirant, liderado por Carlos García Cobaleda. Este fondo, a través del que actúa el grupo valenciano Riva y García –socios del grupo de Guerra—se hizo con los activos industriales de Kelme, la marca, las instalaciones, el personal... y una deuda de 20 millones de euros. Cuando Tirant adquirió la enseña deportiva, la compañía sólo llegaba a unas ventas de 4,5 millones al año.

Ventas en ascenso

En 2011, New Millenium Sports, el consorcio del que forma parte el grupo del exconselleiro y que se ha convertido en el fabricante de las conocidas prendas deportivas, tuvo unas ventas que superaron los 11 millones de euros, un 14,8% más que el ejercicio anterior, cuando cerró el año con 9.613.522 euros facturados.

Sin embargo, a pesar de la facturación ascendente, la deuda de Kelme sigue pesando. En 2011, el resultado del ejercicio arrojó números rojos por valor de 1.158.812 euros, un 6,7% más que un año antes. Con un fondo de maniobra negativo de 3.622.849 euros, New Millennium Sports cuenta con casi 12 millones de euros en endeudamiento a corto plazo y 20 millones a largo plazo.

El Secreto de la Dama


La sociedad, cuyo objeto social es la “fabricación, comercialización, distribución, importación y exportación de calzado, prendas deportivas y artículos deportivos” está controlada al 100% por El Secreto de la Dama, uno de los negocios fundados por Guerra en 2010 y que cuenta, en la actualidad, con la sociedad Riva y García Proyectos SA en su presidencia.

Juan Antonio Costas García, el amigo e histórico socio de Guerra, ocupa el cargo de vicepresidente en El Secreto de la Dama y es apoderado mancomunado solidario en New Millennium, sociedad que también está presidida por los valencianos Riva y García.

Con una estrategia actual basada en la proyección internacional y muy centrada en el fútbol, el fútbol-sala, el tenis y el pádel, Kelme lucha por recuperar el brillo de décadas pasadas, cuando patrocinaba al laureado equipo Kelme de ciclismo o al propio Real Madrid entre 1994 y 1998.

La buena estrella de Guerra

La reciente aventura de Guerra en el terreno del textil deportivo viene precedido de los éxitos cosechados en el pasado. En el año 2002, mientras el antiguo grupo Kelme era rescatado por el Gobierno valenciano tras salvarlo de la suspensión de pagos mediante un aval de nueve millones de euros, el diputado popular fundaba El Secreto del Mar.

La empresa creció como la espuma tras obtener la licencia de El Niño, una marca de ropa de surf radicada en Tarifa (Cádiz), muy conocida, sobre todo por sus camisetas. En 2007, según la web corporativa, la firma superó la barrera de los 31 millones de euros en ventas.

Empresa revelación

Aunque la oficina central de esta sociedad está en Vigo, el diseño, la distribución y la fabricación de prendas corre a cargo de O Segredo do Mar, la planta que poseen en Oporto.Este hecho le valió alguna que otra crítica por parte de la oposición cuando él era conselleiro durante la primera legislatura de Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta.

En 2008, mientras Kelme iniciaba una nueva etapa de manos de Tirant, el semanario Actualidad Económica elegía a El Secreto del Mar como la empresa revelación del año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad