stop

Liberbank abandona el bloque vendedor, del que forma parte Abanca, y deja en el aire la venta de Itínere a Globalvia

A Coruña, 31 de mayo de 2017 (12:20 CET)

La venta de Itínere, propietaria de la Autopista del Atlántico (AP-9), a Globalvia ha dado un giro inesperado en las últimas semanas. Liberbank, que controla un 5,8% del grupo de autopistas, ha abandonado el bloque de firmas vendedoras, del que forman parte Abanca (23,8%) Sacyr (15,5%) y Kutxabank, para alinearse con el fondo Corsair e impedir la operación.

La empresa, controlada por Arecibo, un vehículo con el 54% en el que, a su vez, Corsair tiene el 69% de los derechos y Kutxabank, el porcentaje restante, deja así en el aire el acuerdo de venta alcanzado en bloque por los minoritarios. No obstante, como señala Expansión, Globalvia ya ha empezado a mover ficha para forzar al fondo a desprenderse de la firma de concesiones.

Globalvia activa un plan alternativo parra forzar al fondo a desprenderse de su participación en Itínere

Globalvia puso sobre la mesa una oferta de más de 1.000 millones de euros, a los que hay que sumar la deuda de la compañía, de 3.000 millones de euros. Ahora, de manera individual, tratará de convencer a los grandes inversores a largo plazo de Corsair (PSP, APG y GIC) para sacar adelante la operación puenteando a los directivos del fondo.

La vía judicial

Mientras tanto, los minoritarios, entre los que se encuentra Abanca, no descartan demandar a Corsair por poner en peligro una transacción que, entienden, beneficia a todos los accionistas.

Hemeroteca

Audasa (AP-9)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad