Guerra abierta entre la CNMV y Pescanova

stop

El supervisor suspende la cotización de la pesquera, que reconoce desajustes en la deuda contabilizada

Manuel Fernández de Sousa / EFE

13 de marzo de 2013 (01:00 CET)

El anuncio este lunes por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que investigará a Pescanova por supuestos indicios de abuso de mercado tan sólo fue el primer asalto. El supervisor bursátil aprieta a la compañía de Manuel Fernández de Sousa ante la escasa claridad de sus últimos movimientos y este martes decidió suspender su cotización. Antes de esa decisión, comunicada las 13.30 horas del mediodía, las acciones de la multinacional ya habían caído un 19% en bolsa.

La CNMV justificó la suspensión por “coincidir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores”. Pero sus advertencias no quedaron ahí. La presidenta del organismo, Elvira Rodríguez, aseguró también que estaba dispuesta a abrir un expediente a Pescanova, si esta no presenta “rápidamente sus cuentas”. Esas que los accionistas que representan a Damm y a Luxempart se negaron a firmar.

Posible expediente

“Lo único que pedimos es que presenten las cuentas de acuerdo con la normativa de la CNMV. Hay que cumplir con unas obligaciones de información y cuando no se cumplen abrimos nuestra investigación, y si vemos que hay alguna infracción, seguimos adelante”, señaló Rodríguez en un acto informativo. La presidenta recordó que siempre se suspende la cotización cuando se altera información y el mercado no es transparente. “Suspendemos la cotización hasta que se da la información y hay igualdad de mercado”, señaló.

Sonó la campana, pero tan solo fue la del final de otro asalto, porque Pescanova contestó. La cuentas tendrán que esperar. La pesquera admitió que había detectado discrepancias entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria. “Discrepancias que pudieran ser significativas y que estamos en proceso de revisión y conciliación”, informó mediante una comunicación a la CNMV.

“Discrepancias”

“Hemos requerido la asistencia de nuestros auditores, BDO, para poder evaluar y contrastar dichas discrepancias lo más rápidamente posible”. “En el momento en el que sepamos exactamente el importe de las discrepancias se comunicará con carácter inmediato a la CNMV”, indicó Pescanova.

Todo esta suerte de cruce de mensajes se produce justo un día después de que el banco de inversión Houlihan Lokey, contratado para llevar la reestructuración de Pescanova, decidiese abandonar su cometido. Según pudo saber Economía Digital, la falta de información por parte de la compañía al banco estadounidense propició su marcha (además del hecho de que su contratación no pasó por consejo de administración).

Deuda de 2.000 millones


La decisión de los americanos sorprendió a la banca acreedora, entre la que ya se rumoreaba que la deuda de Pescanova podría ser mayor que la inicialmente estipulada, de 1.500 millones de euros. Diversas fuentes apuntan a que la deuda de la multinacional podría superar los 2.000 millones, 500 por encima del pasivo auditado, correspondiente a operaciones que no están contabilizadas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad