Guardiola y Trueba disparan al Sabadell

stop

CAMPAÑA PUBLICITARIA

Ilustración de Guardiola para la campaña del Sabadell

16 de noviembre de 2011 (20:15 CET)

Banc Sabadell parece haber encontrado en los protagonistas de su última campaña publicitaria una brecha de oro. El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, y el cineasta Fernando Trueba, que abanderan el elenco de personalidades de distintos ámbitos que aparece en la acción promocional, han impulsado a la red de oficinas hasta captar un 25% más de clientes.

Desde el lanzamiento de los anuncios en varios soportes (Internet y televisión básicamente), el Sabadell capta 9.000 clientes por semana. La media del año es de 7.000. Este ritmo permite al banco acercarse a su cuota de mercado objetivo para el segmento minorista. El consejero delegado, Jaume Guardiola, fijó esa aspiración en el 5%, dos puntos por encima de su actual participación del 3%.

Excepto en Asturias, donde la implantación del banco es mayor que en el resto de España por la adquisición de Banco Herrero, el crecimiento está siendo bastante lineal, según fuentes financieras. A estos resultados contribuyen los valores que transmiten los protagonistas de la campaña.

“Son atributos universales con los que buena parte de la población se siente identificada”, aseguran especialistas consultados por Economía Digital. La cercanía y la confianza que transmiten sus conversaciones --los anuncios consisten en charlas sin guión-- es otro de los aciertos del planteamiento publicitario.



Sin embargo, en fuentes financieras destacan el clima favorable al Sabadell. “El mercado minorista está revuelto y el Sabadell está aprovechándose de esta situación. Probablemente estará captando clientes de entidades con un futuro incierto, como algunas cajas”, aseguran especialistas en banca. Su campaña ha sido “como lanzar una red en un banco de peces”, ejemplifican.

La asignatura pendiente

El Sabadell disfruta de una posición privilegiada en el mercado orientado a empresas. Un síntoma que demuestra esta fortaleza es que prácticamente el 25% de las operaciones crediticias internacionales protagonizadas por empresas españolas son intermediadas por el banco catalán. Sin embargo, fortalecer su posición entre particulares es la asignatura pendiente. El objetivo para recuperar el terreno perdido es lograr convencer a 300.000 nuevos clientes al año en el medio plazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad