José Manuel Otero Alonso, presidente del grupo Puentes y Calzadas

Grupo Puentes afronta su venta tras una caída del 70% de sus ingresos

El fuerte retroceso en España y América reduce a 90 millones la cifra de negocio de Grupo Puentes, frente a los 300 millones de ingresos que logró en 2017

Un año “de transición”. Así define la constructora gallega Puentes y Calzadas su último ejercicio, en el que experimentó un abrupto parón en el desarrollo de su negocio. En el curso previo a que trascendieran las negociaciones para su venta, la empresa se dejó casi el 70% de su cifra de negocio. El grupo de José Manuel Otero Alonso logró unos ingresos de 90 millones, muy lejos de los 300 millones que facturó en 2017 y que la consolidaron como la tercera mayor constructora gallega por detrás de San José y Copasa.

La compañía de Oroso (A Coruña), que ultima su venta a un grupo chino, admite que semejante frenazo se debió a la “reducida contratación obtenida en 2017”, pero matiza que en todo momento priorizó “únicamente obras en las que se espera obtener márgenes significativos, aunque ello implique una reducción de la producción sobre los valores del ejercicio anterior”.

Frenazo en los mercados español y americano

Esta explicación que desliza Puentes y Calzadas en su informe de gestión justifica que, a pesar del batacazo, la compañía continuara generando beneficios por valor de 8,7 millones de euros. Las ganancias, eso sí, se redujeron casi a la tercera parte respecto al ejercicio anterior, cuando alcanzaron los 22,5 millones, y el consejo decidió no repartir dividendo.

La caída de la contratación se notó en los dos principales mercados del grupo, que despliega filiales por Costa Rica, Ecuador, Bolivia, Panamá, Estados Unidos o Angola. De este proceso de internacionalización surgen las dos principales plazas de Puentes y Calzadas. En el mercado americano, los ingresos pasaron de los 151,7 millones en 2017 a solamente 18,4 millones el año pasado. En España, la facturación del grupo cayó desde los 133,4 millones a 54,1 millones.

Puentes y Calzadas quiere acumular cartera en medio de la venta

Grupo Puentes, que mantiene un escrupuloso silencio respecto a la negociación de su venta, asegura mantener una situación financiera “privilegiada” pese a la caída de facturación, al reducir su deuda bancaria a apenas 40 millones y contar con 115,5 millones en fondos propios. “De cara a la recuperación de los niveles de actividad en 2019 y años siguientes, se está realizando actualmente un importante esfuerzo comercial. Se están preparando licitaciones para más de 120 proyectos con valor aproximado de 3.300 millones de euros”, dice la compañía, una de las constructoras accionistas de la concesionaria del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

Para este ejercicio prevé un incremento de la facturación, entre otros motivos, por varios contratos que está ejecutando en Panamá, donde logró penetrar en 2018. La cartera de obra por realizar ascendía a 194 millones a cierre del pasado ejercicio, a los que hay que sumar otros 107 millones en proyectos adjudicados durante el primer semestre de 2019.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad