Manuel García en la salida a bolsa de Greenalia / Greenalia

Greenalia suma y sigue: crea una filial para la estiba en Ferrol

La compañía coruñesa constituye Greenalia Ferrol Port Terminal para separar su negocio logístico de la estiba

Greenalia reordena su negocio en el Puerto de Ferrol. La compañía coruñesa reordena su red de filiales con la creación de Greenalia Ferrol Port Terminal, dotada con un capital inicial de 3.000 euros (el mínimo legal) y con la que canalizará toda su actividad relacionada con la estiba portuaria.

La empresa capitaneada por Manuel García Pardo da este paso para separar esta rama de su actividad logística, que queda en manos de Greenalia Logistics, la empresa de la que hasta ahora dependían estas dos patas del negocio de Greenalia.

Su desembarco en Ferrol

La compañía coruñesa amplía su red de filiales cuatro años después de recibir la licencia para prestar servicios de estiba y consignación en el Puerto de Ferrol. La compañía recibió la autorización en junio de 2015, cuando por aquel entonces el grueso de su negocio giraba en torno al sector forestal y no se había embarcado todavía en un negocio energético en el que ahora entra por la energía solar, la eólica y la biomasa.

Greenalia invirtió en su momento un millón de euros para equiparse de la maquinaria necesaria para llevar a cabo estos servicios de estiba. Entre ellos, una manipuladora Sennebogen 870M con un alcance máximo de 24 metros y una capacidad máxima de 20 toneladas.

A la espera de Teixeiro

En paralelo, Greenalia avanza en las tareas de construcción de su planta de biomasa en Teixeiro (Curtis). Las instalaciones estarán operativas en el primer trimestre y está previsto que generen unos ingresos de 33 millones de euros anuales y un ebitda de más de 16 millones.

La planta se alimentará de biomasa procedente de un radio de 100 kilómetros cuadrados. Para ello la compañía desplegará un total de 30 empacadoras en los montes gallegos con el objetivo de recoger 500.000 toneladas anuales de biomasa al año para poder alimentar a una planta que con sus 49,9 megavatios de potencia se convierte en la segunda mayor de este tipo en España.


 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad