Manuel García, CEO de Greenalia

Greenalia rechaza una oferta de Ence por la mayor planta de biomasa de España

stop

Greenalia refirma su apuesta por Galicia y sigue adelante con la planta de biomasa de Curtis tras rechazar una oferta de Ence por los 50 megavatios

A Coruña, 17 de abril de 2018 (04:55 CET)

Greenalia está estos días muy activa en el mercado. Después de incrementar su cuota en el reparto de megavatios eólicos, este lunes la compañía gallega de energía verde ha dado cuenta al regulador bursátil de la concesión de un crédito de 60 millones de euros por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para la construcción de la planta de biomasa de Curtis, una instalación que en las últimas semanas ha sido objeto de deseo por parte de la papelera Ence.

La firma con sede en Pontevedra, al igual que Greenalia, obtuvo en la primera subasta de renovables cerca de 50 megavatios para desarrollar en energía generada a partir de biomasa. En un primer momento, Ence barajó Galicia como posible ubicación de la nueva planta, pero finalmente las complicaciones administrativas empujaron a la pastera a decidirse por Huelva.

Sin embargo, el interés de Ence por desarrollar esa planta nunca desapareció. De hecho la Xunta acaba de someter a exposición pública para su evaluación ambiental la modificación urbanística que le permitirá levantar en un futuro esta instalación en el complejo de Lourizán. Y, por lo que se ve, también sigue moviéndose en el mercado para conseguir los permisos pertinentes.

Compromiso firme

Pero en esta ocasión Ence se ha topado con el rechazo de Greenalia. Según apunta la firma de renovables en el hecho relevante, el consejo de administración ha decidido declinar la oferta de la pastera para hacerse con los derechos de los 50 megavatios de biomasa sin detenerse a conocer siquiera los detalles de la propuesta.

Con este portazo, la compañía refuerza su compromiso con la puesta en marcha de la planta de Curtis (A Coruña), que será la segunda más grande del país y que supondrá una inversión de 100 millones de euros, de los cuales 60 ya están comprometidos por parte del BEI.

Desde la compañía explican que el consejo, de cara a futuras propuestas, ha acordado también someter a estudio cualquier oferta de desinversión que afecte a alguna de las líneas de negocio o proyectos de Greenalia. No obstante, aclara que no renunciará a aquellas que sean estratégicas para su modelo de negocio, como es el caso de la planta de biomasa.

Hemeroteca

Ence Greenalia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad