Greenalia obtiene la financiación para construir la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro a través de un préstamo de 125 millones / Greenalia

Greenalia logra un crédito de 125 millones para la planta de biomasa de Teixeiro

stop

En la operación de financiación cerrada por Greenalia han participado el Santander, el ICO y el Banco Europeo de Inversiones

en A Coruña, 01 de agosto de 2018 (05:00 CET)

Greenalia, a través de su filial Greenalia Biomass Power Curtis-Teixeiro, ha firmado un préstamo de 125 millones de euros para financiar la planta de producción de energía eléctrica con biomasa en la localidad de Curtis-Teixeiro. La financiación facilitada para este proyecto ha obtenido la máxima calificación, E1, como préstamo verde, de acuerdo a la evaluación realizada por la agencia Standard & Poor's.

Tras meses de intensas negociaciones y varias injerencias de mercado, el equipo de Greenalia ha formalizado un préstamo estructurado a través de un project finance (financiación de proyecto) y un tramo mezzanine, para financiar la puesta en marcha de una planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa que se está construyendo en la localidad coruñesa. La planta tendrá una capacidad de aproximadamente 50 megavatios, sobre una parcela de 103.000 metros cuadrados, y permitirá generar 324 gigavatios hora al año a partir de residuos forestales recogidos en un radio de cien kilómetros alrededor de la nueva instalación.

El papel del Santander

En la operación, en la que el Banco Santander actúa como agente y coordinador, han participado el BEI, ICO y el propio Banco Santander en el tramo senior de la deuda project, y el fondo Marguerite en el tramo mezzanine. El proyecto cuenta con una garantía de la ECA finlandesa, Finnvera.

Este proyecto se enmarca dentro del marco del Plan de Inversiones para Europa, conocido como Plan Juncker, y se trata de la primera planta de biomasa financiada por el BEI bajo el marco de este plan.  Para producir esta energía, la planta utilizará biomasa forestal. De esta forma, el proyecto contribuirá al mantenimiento de los bosques de la zona y a la prevención de incendios, incentivando la recogida de residuos de madera de pequeño tamaño que son normalmente desechados para uso industrial. La biomasa utilizada por la planta será certificada por los sistemas FSC o PEFC.

Previsiones

Una vez entre en funcionamiento, previsto para el año 2020, la planta de Curtis-Teixeiro permitirá aumentar la generación de energía a partir de fuentes renovables y cumplir así con los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono marcados por el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER) 2011-2020.

Además del impacto medioambiental positivo, este proyecto generará beneficios económicos y sociales, promoviendo la creación de empleo y el crecimiento económico en zonas rurales. La construcción de la planta ha permitido la contratación de 400 personas y, una vez que esté en marcha, creará 35 puestos de trabajo permanentes y alrededor de otros cien indirectos dentro de la cadena de suministro de residuos.

La financiación de la planta de biomasa de Curtis supone un hito clave para el cumplimiento del plan de negocio de la compañía, según destaca Greenalia, ya que la misma supondrá unos ingresos de 33 millones de euros y un ebitda de más de 16 millones de euros en 2021; asegurando para el grupo unos ingresos recurrentes de 910 millones por la venta de energía, y 295 por la venta de biomasa, a lo largo de 25 años.

Proyectos eólicos

Greenalia no cesa en su actividad. Está previsto que en septiembre la compañía continúe con la financiación de los 182 megavatios de eólica adjudicados en la última subasta de retribución. Conjuntamente, el proyecto de biomasa de Curtis y los proyectos eólicos, supondrán una facturación por venta de energía de 1.600 millones de euros a lo largo de 25 años, estimando unos ingresos de 57 millones en 2021 y un ebitda de 35 millones, que junto a la actividad actual supondrán unos ingresos anuales de 110 millones de euros y un ebitda de 41,5 millones.

El reciente acuerdo alcanzado por el Parlamento Europeo, para fijar un objetivo vinculante de energías renovables del 32% para 2030 a nivel de la UE, supone un aliciente en el objetivo de Greenalia para convertirse en una de las empresas que lidere el cambio de economía hacía una más sostenible como uno de los principales productores de energía independiente de España, con producción exclusiva a través de tecnologías de producción eléctrica renovable.

 

Hemeroteca

Greenalia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad