Greenalia en su debut en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)

Greenalia dispara su rentabilidad en plena pandemia

El grupo de renovables ha invertido 40 millones en el primer semestre, a pesar del Covid-19, y ha mejorado un 65% su ebitda

Greenalia, el grupo gallego de energías renovables, ha cerrado su primer semestre del ejercicio con beneficios y manteniendo un fuerte flujo inversor, a pesar del impacto del Covid-19. La compañía ha lograd un ebitda de 2,79 millones, un 65% más que en el mismo periodo del año anterior, y una facturación de 19,6 millones, una ligera caída respecto a los 21,3 millones de 2019. El resultado de explotación alcanzó los 1,6 millones (913.000 euros en 2019) y el beneficio se duplicó, hasta los 577.000 euros.

 

El consejero delegado del grupo, Manuel García, ha explicado que la compañía mantiene su hoja de ruta, si bien tendrá que modificar las previsiones respecto a la finalización de los proyectos debido a la pandemia, que ha provocado retrasos.

Las nuevas estimaciones se presentarán cuando esté más clarificado el impacto y alcance del coronavirus. En todo caso, la compañía descarta un trastorno significativo sobre sus planes pues el impacto económico del Covid-19 será “muy bajo”. “En términos de valoración de la compañía suponen menos del 1% de su capitalización actual, y en todo caso, tienen un impacto significativamente menor que el impacto positivo que supone el incremento en las horas retribuidas con Ro en la instalación de generación de energía con biomasa”, explicó el director financiero, Antonio Fernández-Montells.

Greenalia crea 200 empleos en plena pandemia

La irrupción del coronavirus no ha frenado el ritmo inversor de Greenalia, que está desarrollando proyectos en eólica, solar, eólica marina y biomasa, donde puso en marcha una de las pantas más grandes de España en Curtis. Durante el periodo ha continuado la construcción del parque eólico de Ourol (Lugo), se ha iniciado la de los parques de Alto da Croa I, Alto da Croa II y Monte Tourado en la Costa da Morte y se ha finalizado el proceso de adquisición de 30 empacadoras para dar servicio a la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro. Todo ello ha significado una inversión de 40 millones de euros y ha movilizado más de 200 empleos.

Esto permitirá trabajar en la futura puesta en marcha de Ourol (22,5MW, Lugo, terminado y en fase de pruebas) y en la finalización de los PE Alto da Croa I, Alto da Croa II y Monte Tourado (27,70MW, A Coruña, en fase de construcción). Con estos proyectos se prevé generar siete millones de facturación al año y 5,5 millones de ebitda.

En paralelo a estas actuaciones, se encuentra en fase final de tramitación la segunda parte del proyecto Eolo, denominado “Eolo I CBT”, que incluye 4 parques eólicos con una potencia total de 135MW, todos ellos en Galicia.

Impacto global y economía local

Manuel García aseguró que las dos líneas clave del grupo: “La generación de energía a través de fuentes renovables que permitan un planeta mejor y la repercusión de esa labor en nuestro entorno más próximo, donde además de dinamizar la economía y generar empleo contribuimos en proyectos sociales que mejoren la vida de las personas”.

En este sentido, el consejero delegado destacó la puesta en marcha de la Fundación Greenalia para la transición energética, que este año ya movilizó ayudas para la vuelta al colegio que beneficiaron a medio millar de alumnos de los entornos en los que despliega sus proyectos.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad