Manuel García Pardo, CEO de Greenalia

Greenalia desvela la planta de biomasa que proyecta en Asturias

La compañía coruñesa presenta su proyecto inicial para su planta de biomasa en las afueras de Gijón, de idéntica potencia a la que ultima en Curtis

Greenalia suma y sigue en su apuesta por la biomasa. La compañía coruñesa, que pondrá en funcionamiento su planta de biomasa de Teixeiro (Curtis) el primer trimestre del año, acaba de someter a exposición pública el documento inicial del estudio de impacto ambiental de su planta hermana en suelo asturiano.

Con una potencia de 49,91 megavatios, idéntica a la de Curtis, la compañía escoge la zona de actividades logísticas e industriales de Asturias (Zalia), situada a las afueras de Gijón como ubicación para unas instalaciones que ocuparán un total de 80.000 metros cuadrados de superficie.

Casi 520.000 toneladas al año

El proyecto preliminar ha sido elaborado por Intacta Gestión Ambiental y en él se contempla la construcción del parque de biomasa, así como de unidades de combustión y depuración de gases, de almacenamiento y de reciclaje.

La compañía capitaneada por Manuel García Pardo nutrirá de pino y eucalipto (en forma de troncos, astillas o pacas) esta planta que estará en funcionamiento durante 22 horas diarias y que se prevé que consuma unas 518.230 toneladas anuales de estas materias primas.

El documento, que recoge que el CO2 que se emita a la atmósfera en ese proceso “ha sido previamente absorbido durante el ciclo biológico de crecimiento”, estará en fase de exposición pública hasta el próximo 30 de septiembre y posteriormente podrá incorporar modificaciones que mejoren la propuesta inicial.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad