Google reconoce que ha sido víctima de una campaña de 'phishing' originada en China 

stop

TECNOLOGÍA

02 de junio de 2011 (18:08 CET)

Los desencuentros entre Google y el Gobierno chino han sumado un nuevo capítulo: el ataque de phishing. El gigante tecnológico ha señalado a la ciudad de Jinan como el origen de una campaña de robo de datos que ha afectado a usuarios de todo el mundo. Entre ellos, a altos cargos gubernamentales de EEUU, activistas políticos del país asiático, funcionarios de varios países orientales (especialmente de Corea del Sur), personal militar y periodistas, según ha hecho público el grupo presidido por Larry Page.

Esta acusación ha sido muy mal recibida por parte del Ejecutivo de Pekín. Un portavoz del ministerio chino del Exterior, Hong Lei, ha calificado este jueves de “inaceptables” las acusaciones y ha afirmado que detrás “existen otros motivos”. Básicamente los enfrentamientos entre ambos por la censura de contenidos que existe en el país asiático.

De hecho, en su comunicado Google afirma que “el objetivo de la campaña [de phishing] parecía ser el de controlar el contenido de los mensajes de estos usuarios”. Asimismo, han asegurado que ya está interrumpido tanto el robo como la vigilancia de los correos. “Hemos avisado a las víctimas de este ataque y garantizado la seguridad de sus cuentas”. Los portavoces de la multinacional también recuerdan que “los sistemas de Google no han sido el objetivo del ataque, la atención se ha centrado en robar las contraseñas”.

Para que los usuarios de sus servicios “puedan estar completamente tranquilos a la hora de compartir ideas y opiniones en la red”, el grupo ha divulgado un manual para evitar el pirateo de las cuentas personales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad