El doctor Ramón Cacabelos, presidente de Euroespes | EFE/archivo

Golpe en Euroespes: los nuevos socios apartan a Ramón Cacabelos

Moira Capital, del inversor Javier Loizaga, se hace con garantías para el control accionarial de Euroespes y nombra un nuevo equipo directivo

Operación de alcance en una de las empresas gallegas del Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Los nuevos socios de Euroespes, el fondo vinculado al empresario Javier Loizaga, han realizado dos movimientos que cortocircuitan la capacidad de control y el margen en la gestión que hasta ahora tenía Ramón Cacabelos, el presidente y fundador de la compañía biotecnológica. Los cambios afectan al accionariado y a la cúpula directiva.

A finales de noviembre, el fondo Moira Capital Desarrollo Epsilon, SICC, liderado por Loizaga, firmaba su entrada en Euroespes con la toma de hasta un 48,49% de sus acciones. Lo hacía desembolsando 4,6 millones de euros a través de una ampliación de capital. El acuerdo suscrito entre los propietarios de Euroespes, la familia de Ramón Cacabelos, y el grupo inversor incluía un pacto de socios que deja maniatado el poder de influencia del actual presidente en la compañía.

Acciones pignoradas

Y es que los nuevos inversores requirieron a Cacabelos garantías del cumplimiento de los acuerdos firmados que ponen en juego otro 15,27% del capital de la compañía, hasta ahora en manos de la familia. Así, Ramón Cacabelos ha constituido a favor del Moira Capital , como acreedor pignoraticio, un derecho real de prenda de primer rango sobre 1,6 millones de acciones de Euroespes de las era titular la familia, representativas de otro 15,27% de su capital. Lo hacía, según consta en los registros del MAB, "en garantía del íntegro y puntual cumplimiento de las obligaciones de los accionistas iniciales bajo el acuerdo de inversión".

Ramón Cacabelos se comprometió a aportar a la sociedad determinados derechos de propiedad industrial e intelectual que eran de su titularidad y están relacionados con el negocio de Euroespes, así como sus acciones en la filial Euroespes Biotecnología.

Cambios en la cúpula directiva

También acordaron que Euroespes nombrase a un primer ejecutivo a propuesta de Moira Capital, "cuyo objeto será la ejecución del plan de negocio y los presupuestos anuales de la sociedad", según figura en el MAB. Dicho y hecho. El pasado día 3 de diciembre se hacían efectivos los cambios, que implican a toda la cúpula de Euroespes.

Con la entrada de Moira, el equipo de Loizaga había nombrado hasta cinco miembros en el consejo de administración de Euroespes, con otros tantos ceses de afines a Cacabelos, en un órgano de administración compuesto por diez miembros. Se mantiene, así, la paridad. Y, ahora, en la línea ejecutiva, el cambio implica hasta cuatro nombramientos, los de los directivos que llevarán las riendas de la compañía.

Los nombramientos

La línea ejecutiva de la compañía, en consonancia con los planteamientos de Moira cuando susribió el pacto de entrada en Euroespes, está liderada por José Manuel Pascual Barea, en calidad de director general. Le acompañan otros tres directivos: Ramón Armengol Corbella, como director comercial; Anders Bune Buchardt, director de negocio internacional, y Nicolás García Vázquez, nuevo director financiero.

Todas las comunicaciones al MAB han sido firmadas por Ramón Cacabelos, en calidad de presidente de Euroespes, puesto que retiene, pese al control accionarial y al nuevo rumbo que Moira quiere dar a la compañía. En el acuerdo con Moira, tanto vendedores como compradores no firmaron la sindicación de voto, lo que deja libertad a las partes a la hora de impulsar acuerdos en el consejo.

 

X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad