Golpe a la minería: el Tribunal Superior tumba el plan estrella de Erimsa para extraer cuarzo

stop

La Sala de lo Contencioso desestima un recurso de la empresa contra la Xunta después de que Medio Ambiente rechazara la solicitud de autorización previa a la licencia municipal sobre 3,4 millones de metros cuadrados en Cospeito

Maquinaria en una cantera de cuarzo de Erimsa

A Coruña, 02 de enero de 2017 (22:16 CET)

Nuevo revés judicial para la minería en Galicia. Y tiene como protagonista a una empresa que ya sabe lo que es toparse con los tribunales. Explotaciones de Rocas Industriales y Minerales SA (Erimsa), uno de los líderes en la extracción de cuarzo, tendrá que cambiar de planes tras una reciente sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que paraliza uno de sus proyectos estrella, ubicado en el municipio lucense de Cospeito.  

Erimsa tendrá que desistir en su intento de abrir una explotación de cuarzo sobre una superficie de 3,4 millones de metros cuadrados, denominada "Alicia". Y deberá hacerlo después de varias negativas, primero administrativas, y ahora una judicial. En una sentencia que data de finales del pasado mes de noviembre, a la que ha tenido acceso Economía Digital, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSXG desestima una demanda de Erimsa contra la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, que previamente había rechazado la autorización previa para la explotación de Cospeito.  

Batalla judicial

Erimsa presentó un recurso contencioso contra la resolución, de enero de 2013, de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras desestimatoria del recurso de alzada contra otra desestimación anterior, por silencio administrativo, de la solicitud de autorización previa a la concesión de la licencia municipal para la explotación de cuarzo en Cospeito.    

Ahora, en la sentencia de noviembre, la Sala de lo Contencioso da por válidos los informes periciales que señalan "una relevante afectación a la estructura agrológica del terreno, la mayoritaria,  que incorpora un suelo de alta productividad agrícola o ganadera, característico del suelo rústico de protección especial agropecuaria, y concurre en su espacio la reciente concentración de Goá (Cospeito) lo que afecta a 852 hectáreas". Además, señala que el proyecto "afecta relevantemente a la estructura viaria, a tres vías de la red primaria complementaria y dos de la red provincial secundaria, así como a canales hidrológicos y zonas inundables".  

Afectación acusada

"Ninguno de los informes técnicos que sustentaron la denegación de la Consellería de Medio Ambiente han sido rebatidos, sino que, al contrario, evidencian una afectación más acusada en unos ámbitos que en otros, que, en su conjunto, obligan a rechazar el proyecto, que pretendía afectase a la elevada superficie de 3,39 millones de metros cuadrados", reitera el alto tribunal en su sentencia, que es recurrible en casación.  

Erimsa ya se ha llevado otros reveses, y ha entablado batallas judiciales frente a las denegaciones de licencias para algunos proyectos, en su mayor parte en municipios lucenses como Castro de Rei y A Pastoriza, entre otros. La Comisión de Asociacións contra as Minas na Terra Chá, que aglutina varios colectivos, ha estado muy activa en todos los procesos, y en su día valoró positivamente el rechazo de la Xunta a la licencia del yacimiento "Alicia". 

Erimsa forma parte de la compañía Elkem AS, de Noruega, integrada en la multinacional china Blue Star. La empresa cuenta con explotaciones reapartidas por Begonte (Lugo), Frades (A Coruña), Castillo (Pontevedra) y Bóveda del Río Almar (Salamanca), con unos 235 trabajadores. Erimsa produce anualmente más de 740.000 toneladas de cuarzo metalúrgico y áridos para la construcción. El cuarzo se exporta en su totalidad a Noruega e Islandia, a través de los puertos de A Coruña y Avilés.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad