Golpe a Copasa: Arabia Saudí amenaza con cancelar el contrato del Ave a la Meca

stop

El ministro de Transportes da un ultimátum al consorcio español, que asegura que está cumpliendo e incluso acortando los plazos

Ana Pastor visita las obras del AVE entre la Meca y Medina

Ourense, 22 de diciembre de 2014 (23:14 CET)

Caras largas entre las constructoras españolas que se adjudicaron el megacontrato del AVE a la Meca, una mezcla de enfado y estupor por las noticias que llegaban de Arabia Saudí.

El ministro de Transporte y presidente de la Saudi Railways Organitation (SRO), organismo promotor del proyecto, Abdullah Al-Muqbel, ha lanzado un ultimátum en toda regla al consorcio español, en el que se encuentra la ourensana Copasa. El dirigente urge a completar las fases restantes del proyecto en un máximo de dos meses, si es necesario a través de un plan de emergencia, según recoge el diario local Arab News.

Pero hubo más. El ministro advirtió que ésta era la última llamada para la realización del proyecto y que la siguiente actuación sería por la vía penal y podría incluir la retirada del contrato al consorcio.

Las constructoras se defienden

La reacción de las constructoras fue tímida, entre otros motivos, porque esperaban que desde el Ministerio de Fomento los portavoces oficiales saliesen en su defensa. Algunas de las empresas aseguraron que se está cumpliendo "escrupulosamente" los plazos de ejecución de su parte del proyecto, y que incluso "los están mejorando" respecto a los fijados en el contrato.

Como ejemplo, recuerdan que se envió por barco del primer tren del pedido de 36 unidades que se encargó a Talgo para explotar la línea. El convoy partió en un buque del puerto de Barcelona el pasado día 12 y está previsto que llegue a Arabia esta misma semana, cumpliendo así lo fijado en el contrato, que establecía la recepción del primer tren antes de fin de año.

Copasa y su ciudad paralela

En este grupo de cumplidores también debería estar Copasa. La empresa ourensana desplegó en el desierto tres fábricas de altas prestaciones, a pie de obra. Una factoría de traviesas de hormigón, una fábrica para la canaleta y una tercera planta de para las barras de carril.

Las tres factorías están ubicadas en la Base de trabajo 3, donde Copasa ha levantado también un campamento para 280 personas, con red de saneamiento, agua caliente, electricidad, iluminación exterior, internet e incluso se ha llevado a un cocinero gallego para el catering.

Este equipamiento permite a Copasa construir a un ritmo de 7 kilómetros por mes, lo que equivale a mejorar sustancialmente los plazos establecidos. OHL, por ejemplo, construía en octubre de este año a un ritmo de 4,4 kilómetros al mes.

Inspección 'sorpresa'

El rapapolvo que llega desde territorio saudí se produjo, según Arab News, a raíz de una visita "sorpresa" del ministro de Transporte a varias de las zonas con trabajo en curso. Tras inspeccionar el curso de los trabajos instó al consorcio a solventar los retrasos y a acometer con urgencia un aumento de medios materiales y mano de obra.

Según el periódico, durante su visita, el también presidente de la SRO conversó con técnicos de Renfe, compañía encargada de explotar la línea una vez se construya, y oficiales de obra, con los que trató sobre los retrasos del proyecto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad