Gibernau elude casi 3 millones en impuestos, según la Fiscalía de Barcelona

stop

Un juzgado de la localidad catalana de Espluges de Llobregat ha interrogado al ex piloto de Moto GP por un presunto delito de fraude a Hacienda entre 2005 y 2006

Sete Gibernau

27 de septiembre de 2011 (11:37 CET)

Nadie se salva de pagar los impuestos al Estado. Hacienda no discrimina entre empresarios, famosos y cualquier humilde ciudadano. Así, este lunes el ex piloto de Moto GP, Sete Gibernau, ha sido citado ante un juez de Esplugues de Llobregat para declarar sobre un presunto fraude de 2,8 millones de euros en impuestos durante los ejercicios 2005 y 2006.

En su defensa, Gibernau ha explicado que durante ese tiempo su residencia oficial estaba fijada en Suiza y que por exigencias de su trabajo viajaba constantemente por todo el mundo, según El Periódico de Catalunya.

Sin embargo, hace tan solo unos meses la Fiscalía de Barcelona interponía una querella al ex piloto catalán, retirado de los circuitos desde el 2006, tras estudiar un informe de la Administración Tributaria que ponía en relevancia un presunto delito de evasión en el impuesto de renta de 1,8 millones de euros en el 2005 y de 550.000 euros el año siguiente. Además de eludir en el impuesto de patrimonio más de 580.000 euros en sendos ejercicios.

La fiscalía de la capital catalana centra su acusación en el hecho de que el domicilio oficial de Gibernau está en Catalunya, en contra de lo que asegura el piloto, por lo que debería tributar en España y no en Suiza. Según la ley española, los ciudadanos que permanezcan menos de 183 días en el extranjero están obligados a pagar impuestos en el país de residencia.

Otros casos similares

Esta no es la primera vez que una cara conocida del panorama español parece olvidar este apartado de la legislación. Ilustres catalanes como la familia Carulla, accionista principal del grupo Agrolimen, fue acusada a mediados de año de defraudar entre 400.000 y un millón de euros, cada uno de los seis hermanos.

Asimismo, el que fuera presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Juan Antonio Samaranch, utilizaba la condición de no residente para liquidar sus impuestos en Suiza, donde había tenido fijada su vivienda durante la etapa en la que lideró el COI.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad