General Motors pagará 890 millones por un fallo que causó 124 muertes

stop

SENTENCIA JUDICIAL

La CEO de General Motors, Mary Barra (derecha), durante el Salón Internacional del Motor en Fráncfort (Alemania) / EFE

en Barcelona, 17 de septiembre de 2015 (10:01 CET)

Multa ejemplarizante en la industria del motor. General Motors, uno de los grandes fabricantes de vehículos en todo el mundo, pagará una multa cercana a los 890 millones de euros (1.000 millones de dólares) por un defecto en el sistema de ignición en varios de sus modelos. Este fallo habría afectado a alrededor de 2,6 millones de coches y causado en torno a 124 muertes.

Según adelanta este jueves el periódico The Detroit News, las autoridades federales estadounidenses anunciarán en las próximas horas el acuerdo con la compañía, a la que se le imputarán dos delitos y la obligación de ser auditada por una entidad independiente.

El pasado 24 de agosto, el abogado contratado por General Motors anunció que la empresa reconocería 399 de las demandas interpuestas, entre ellas 124 por fallecimiento. El resto estaban relacionadas con 17 lesiones muy graves y 258 por lesiones graves.

El fabricante ha rechazado otras 349 solicitudes de indemnización por muerte.

Fallo conocido por la empresa

En 2014 General Motors reconoció públicamente la existencia del efecto y reveló que algunos empleados de la compañía conocían el problema desde hacía una década.

El defecto del sistema de ignición, que afectó a modelos producidos antes de la renovación de la empresa en 2009, provocaba la desactivación involuntaria y repentina del motor del vehículo y la consiguiente desconexión de sus airbag.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad