Garamendi maniobra para garantizarse una silla en la cúpula de la CEOE

stop

PATRONALES

De izquierda a derecha, Juan Rosell, Antonio Garamendi y Joaquim Gay de Montellà

Barcelona, 05 de diciembre de 2014 (00:00 CET)

Las elecciones a la presidencia de la patronal española se han "enrarecido" a una semana de su celebración, afirma uno de los empresarios con derecho a voto a Economía Digital. Antonio Garamendi, el ejecutivo vizcaíno que se enfrentará al actual patrón de patronos, Juan Rosell, ha decidido convocar un día antes de los comicios una asamblea extraordinaria en Cepyme, la organización centrada en pymes, para ratificar su cargo de presidente.

Esta maniobra le garantizaría una silla en la cúpula de la patronal sea cuál sea el resultado en las urnas. Pero no está claro que la asamblea se acabe celebrando. Foment del Treball, la casa madre de Rosell, ya ha reclamado a Cepyme que desconvoque la asamblea hasta que hayan pasado los comicios. Y sus peticiones se oyen con mucha atención en el seno de la organización.

Posible cambio en la dirección de Cepyme

Más allá de ser la patronal de origen de Rosell, es la que más peso tiene en la institución por número de cuotas. Es decir, el verdadero poder en la toma de decisiones en clave interna tras el envite de la crisis.

Foment también ha jugado su carta y abre la puerta incluso a un cambio en la dirección de Cepyme. Su presidente, Joaquim Gay de Montellà, ha tachado la convocatoria de "movimiento muy extraño". Especialmente en un contexto como el de la presidencia de Cepyme, "una situación atípica", añade.

Foment no apoyó la designación de Garamendi

Garamendi ejerce de presidente de forma provisional desde principios de noviembre. Si no es ratificado antes de los comicios y Rosell sale vencedor, su mandato quedaría deslegitimado por falta de apoyo de la CEOE. Quien ganó las elecciones a la presidencia de Cepyme el pasado junio fue Jesús Terciado, que decidió abandonar todas sus responsabilidades en la patronal hace pocas semanas al ser investigado por presuntos cobros irregulares a la organización dedicada a las pymes a través de algunas de sus empresas.

La patronal catalana ya se distanció de Garamendi cuando se le eligió sustituto provisional de Terciado. Alegó un conflicto de intereses por su enfrentamiento con Rosell.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad