Ganar cinco medallas y llegar a fin de mes

stop

El piragüismo gallego ha perdido el 15% de sus ingresos en los últimos dos años

David Cal con 4 de sus medallas

09 de agosto de 2012 (18:14 CET)

Galicia reúne a los más importantes piragüistas de España. Los repetidos éxitos de David Cal, medalla de plata en los mil metros de la categoría C-1 y el deportista español más laureado de la historia en los Juegos Olímpicos, han centrado los focos en un deporte que sólo es protagonista una vez cada cuatro años. El número de piragüistas federados en Galicia --unos 3.500-- ha crecido sin parar en los últimos dos años, pero la Xunta ha reducido las partidas destinadas al fomento de este deporte un 15% --7% en el 2012-- en el mismo periodo a causa de la crisis económica.

Los deportistas de la disciplina están obligados a simultanear el trabajo con los entrenamientos, a la espera de conseguir una marca que les de acceso a una beca ADO. Para ello, necesitan situarse entre los 8 mejores de España. “Entonces pueden vivir dignamente mientras dura la beca y dedicar 5 o 6 horas al entrenamiento --explica el presidente de la Federación Gallega de Piragüismo, Alfredo Bea--. La otra posibilidad es una beca de 'promesas', que está entre los 10.000 y 12.000 euros anuales. En ninguno de los casos, cotizas a la Seguridad Social”, añade.

Los clubs, más de 60 en Galicia, no suelen pagar a los piragüistas y tampoco hay patrocinadores que aseguren una entrada de dinero al sector. La única fuente de ingresos eran los premios por competición. Sin embargo, en el último año la cuantía destinada a deportistas se ha retirado por falta de presupuesto y sólo ha quedado la parte destinada a los clubs de piragüismo.

Efecto David Cal

En la Federación Gallega consideran que la medalla de David Cal les ayudará a la hora de popularizar la disciplina, aumentar el número de licencias y “poder mantener el número de regatas en la competición”, dice Alfredo Bea.

No servirá, sin embargo, para conseguir sponsors ni para aumentar los ingresos de los clubes y deportistas. “Repercutirán directamente sobre él los beneficios a nivel de patrocinio”, explican desde la Federación Gallega.
David Cal, eso sí, dio un nuevo empujón al prestigio del piragüismo de Galicia y, especialmente, al Centro de Tecnificación Deportiva de Pontevedra y a su club de origen, el Club de Mar Ría de Aldán.

“Un piragüista puede acabar su carrera deportiva a los 35 años y encontrarse sin demasiado dinero ahorrado y sin nada cotizado a la Seguridad Social. En el caso de David, por su extraordinaria carrera, tendrá bastante fondo de armario, pero nada si lo comparamos con las cantidades que se mueven en otros deportes”, concluye Bea.

Ingresos por medalla

El rendimiento de David Cal en los Juegos Olímpicos de Pekín, con dos medallas de plata en los 500 metros y los 1.000 metros de la categoría C1, le permitieron acceder a dos becas ADO por valor de 50.000 euros cada una.

Además, cuenta con el apoyo de la Xunta de Galicia, la Diputación de Pontevedra,Turismo Rías Baixas y, en el sector privado, de la firma de congelados Noribérica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad