Ganaderos e industrias pactan por fin los contratos homologados

stop

CRISIS SECTOR LÁCTEO

Vacas de una explotación láctea

en A Coruña, 15 de diciembre de 2015 (17:45 CET)

En el acuerdo lácteo firmado en septiembre en Madrid figuraba el compromiso de sellar un contrato tipo homologado para hacer más transparente la cadena y dotar de mayor estabilidad al sector. Este martes, la interprofesional láctea, que engloba tanto a los productores (Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias de España) como a la rama transformadora (Fenil), ha alcanzado un principio de acuerdo sobre el contrato homologado para el suministro de leche cruda de vaca.

El texto, que deberá ser ratificado por cada una de las organizaciones miembro para su entrada en vigor, tendrá implicaciones para ambas partes en cuanto a la duración, los periodos y el volumen de leche a entregar con un margen de variación del 10% o la fijación de un precio fijo, mixto o variable sometido a diferentes referencias, así como las condiciones de pago, según ha informado la interprofesional en un comunicado.

Criterios unificados

El contrato también recoge cláusulas referidas a la calidad y trazabilidad de la leche, la duración y la prórroga o las condiciones de renovación y modificación del contrato, entre otras. Desarrolla el real decreto 125/2015, que supone la evolución del paquete lácteo en un entorno de liberalización.

El acuerdo da respuesta a las reclamaciones de los ganaderos, que pedían unificar unos criterios sobre calidades de la leche con el fin de que la industria no se escude en cuestiones como nivel de grasa o proteínas para ofrecerles precios a la baja.

Comité con la distribución

En su comunicado, Inlac ha destacado que, desde que se constituyó el comité consultivo con la distribución en octubre, "no se ha dejado de avanzar" en los compromisos establecidos para el desarrollo del acuerdo de estabilidad y sostenibilidad de la industria láctea. De hecho, ya han aprobado un documento en el que se recogen las alternativas existentes para informar sobre el origen español de la leche y de los productos lácteos.

Además, se establece un procedimiento de comunicación entre los distintos miembros de la cadena para velar por la valorización de la leche y los lácteos en su comercialización, un protocolo de resolución de incidencias en el caso de banalización de estos productos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad