Galicia se va con la música a otra parte: desaparecen el 60% de las discotecas

stop

Los empresarios del sector calculan que se han perdido 3.000 empleos en la última década por la crisis, el botellón y la ley antitabaco

Jóvenes en una discoteca

en A Coruña, 26 de diciembre de 2015 (13:34 CET)

Galicia ya no baila como antes. Las discotecas y salas de fiesta siguen de capa caída tras los cambios normativos que perjudicaron su negocio y los nuevos hábitos de consumo de sus clientes. En el sector no se percibe recuperación económica alguna. "Será en Madrid, aquí no", zanja Samuel Pousada, presidente de la Federación de Asociaciones Provinciales de Empresarios de Salas de Fiestas y Discotecas de Galicia (Fesdiga).

La agrupación ha perdido alrededor de 50 asociados debido, en buena medida, a los cierres de locales. Los empresarios calculan que "el 60% de los establecimientos en Galicia han cerrado en los últimos diez años", provocando la destrucción de cerca de 3.000 empleos, según sus cálculos.

Pousada califica de "fatal" la situación, que mejorará estos días gracias a las fiestas de Fin de Año, pero es poco consuelo.

Malos humos

Un 40% de los establecimientos han cerrado por la crisis, pero otros por la situación generada a raíz de la subida del IVA al 21% o la ley antitabaco. "Ha habido mucha incompetencia por parte de las administraciones", apunta Pousada, que recuerda el lío causada con la prohibición del tabaco.

El primer cambio normativo limitó el consumo, lo que conllevó grandes inversiones para los propietarios con el objetivo de adaptar sus locales. Luego se prohibió fumar definitivamente, dejando inservibles las reformas.

Los jóvenes se van

Entre las demandas del sector está que se permita la entrada de jóvenes de entre 16 y 18 años sin la presencia de un adulto. En opinión de Pousada, esta restricción ha favorecido el aumento del "botellón" en las calles. Sobre ellos, cuestiona las diferencias entre unos y otros ayuntamientos. "En unos está regulado y en otros no", afirma al mostrarse crítico con la gestión que se realiza en esta materia.

Sus críticas las extiende también a la Xunta, a la que reclama una ley de espectáculos públicos y que se elimine la categoría de tablao flamenco. "En vez de hacer políticas para que el sector pueda crecer, como bajar el tipo impositivo, se hace lo contrario", sostiene el presidente de Fesdiga. En los mismos términos,  indica que hay "pasotismo" por parte de las administraciones.

Tras tanta nube negra, en el sector todavía atisban un futuro esperanzador. Pousada insiste en que la rebaja del IVA les ayudaría a que la gente se anime a acudir a sus locales. "Esperamos poder ir subiendo poco a poco.

Las fiestas ilegales

Los empresarios de discotecas estiman que habrá en toda Galicia unas 350 fiestas ilegales, lo que supone un descenso del 30 por ciento respecto a 2014, cuando habían calculado que habría alrededor de 500.

El sector han vinculado esta bajada al efecto de la crisis. De  las fiestas ilegales previstas, se realizarán, según sus estimaciones, 125 tanto en la provincia de A Coruña como en la de Pontevedra y otras 50 entre Lugo y Ourense.

Mientras, el 90% serían en locales con licencia de actividad diferente --para poder hacer fiestas navideñas necesitarían una autorización extraordinaria, que exige que soliciten--, y un 10 por ciento en locales sin licencia y sin acondicionar, como casas particulares o naves abandonadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad