Mercado gastronómico La Galiciana en Santiago de Compostela

Galicia se suma a la moda de los mercados gastronómicos

stop

La Galiciana, un mercado 'gastrogalaico', acaba de abrir sus puertas en Santiago de Compostela con una completa oferta de restauración

A Coruña, 28 de agosto de 2018 (04:55 CET)

En una nave industrial en la calle Gómez Ulla, en pleno Ensanche compostelano, acaba de abrir sus puertas La Galiciana, el primer mercado gastronómico de la comunidad, que se autodefine como 'Gastrogalaico', y que en sus primeros días ha tenido una excepcional acogida.

La inauguración de las instalaciones, que ocupan el espacio de la antigua ferretería Villaverde, se produjo el pasado 22 de agosto. Desde entonces, han sido miles los curiosos y amantes de la buena mesa que se han dejado caer por los 16 locales que conforman la oferta gastronómica.

Detrás de este proyecto están el ex entrenador del Celta Eduardo Berizzo, Benigno Sánchez, Fernando Fraga y Miro Santamaría, que no han escatimado en esfuerzos –dos millones de euros de inversión y año y medio de obras– para convertir la antigua nave en un nuevo punto de peregrinación en Santiago de Compostela.

'Boom' gastronómico

De hecho, este fin de semana había largas colas para entrar en un recinto en el que el cliente podrá catar "los sabores, sentidos y cultura de Galicia, de consumo en formato divertido y primando la calidad del producto", como indican desde la organización.

Es tal el éxito, que sus impulsores se vieron obligados a ofertar el pasado viernes nuevos puestos de trabajo para cocineros, camareros y personal de limpieza a través de sus redes sociales. Era una cuestión urgente que, según confirmaron este lunes por estos mismos medios, tuvo una gran acogida y sirvió para cubrir con creces todas las vacantes.

Mercados en boga

El nuevo mercado gastronómico de Compostela se suma así a recintos como el Mercado de San Miguel o el de San Antón en Madrid, La Nacional en Barcelona o el de San Juan en Mallorca.

En Vigo, el Mercado do Berbés se renovó el pasado mes de junio con una segunda planta dedicada únicamente a la gastronomía, con siete puestos, una gran barra central y un aforo de 250 personas. Anteriormente, en el vecino Mercado de O Progreso había abierto sus puertas Progreso 41, un espacio gastronómico con 17 puestos de comida y una decena de locales a disposición de los artistas y artesanos que quieran montar en ella tiendas efímeras.

Por su parte, en A Coruña, el Gobierno local ha manifestado en varias ocasiones su intención de convertir el Mercado de San Agustín en un gastromercado. Sin embargo, no ha creado una oferta fija, sino que la segunda planta de la plaza de abastos coruñesa se cede periódicamente para la organización de eventos asociados a la gastronomía, pero también a la artesanía y a la agricultura sostenible.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad