Galicia recibe el verano con los precios hoteleros por los suelos

stop

El sector inventa promociones para reactivar las reservas y encarecer las habitaciones en agosto

Gran Hotel La Toja de 5 estrellas | Turgalicia

29 de junio de 2013 (22:17 CET)

“Los primeros meses del año han sido los peores que se recuerdan”. Así de claro se muestra César Ballesteros, presidente de la asociación de hoteleros de Pontevedra (Asehospo). La ocupación crece, pero a costa de bajar los precios. En el mes de mayo, los viajeros alojados en Galicia se incrementaron un 11,9% respecto al año anterior, pero los precios se desplomaron 3,6 puntos, 2,5 puntos por encima de la caída en el resto del Estado.

Los datos del INE reflejan la tendencia de todo el año. “Estaremos con una rebaja del 10% con respecto al año anterior, lo que es dramático teniendo en cuenta las cifras de 2012”, afirma Ballesteros.

Cierres más largos

El nivel de ocupación --numerosos hoteles no superaron el 5% varios meses del año-- y la caída de las reservas, provocaron que muchos establecimientos optasen por cerrar durante la campaña de invierno para ahorrar costes. Esta medida, que también adoptaron los alojamientos de turismo rural, se ha alargado hasta junio en las zonas de costa, exceptuando la campaña de Semana Santa.

En las ciudades, no existe la tradición de cerrar durante varios meses al año, “lo que ha provocado que el impacto de los malos datos fuese mayor”, insisten en Asehospo.

Recuperar las reservas

Con los precios por los suelos y las puertas recién abiertas, los hoteleros intentan ahora incentivar las reservas. El objetivo es acumular un buen colchón de clientes para subir los precios a medida que avance julio y en agosto. Es decir, evitar las promociones de última hora para desatascar las habitaciones vacías. Esa es la consigna que se está dando desde las asociaciones gallegas y desde la dirección de los propios hoteles.

Para ello, han puesto en marcha descuentos y promociones. Las iniciativas van desde ofertar noches gratis --“alójese seis días y pague cinco”--, hasta rebajar los precios en los portales de compra y centrales de reservas en función de los días de antelación con los que se reserve la habitación.

“Reservar meses antes ha pasado a la historia”


También los alojamientos de turismo rural se han apuntado a este tipo de promociones, principalmente, las que ofrecen noches gratis a cambio de una estancia de varios días. Según informa Fegatur, las reservas se sitúan por el momento en cifras bajas, entre el 5% y el 10%.

Pero matizan, “reservar con meses de antelación ya no existe. Lo que intentamos evitar es que se busque la oferta de última hora, una o dos días antes”, explica el presidente de la federación, Cesáreo González.

Los alojamientos rurales reconocen que ya se nota una activación en la llegada de turistas, después de cerrar mayo con un 9% menos de pernoctaciones, según el INE.

El factor tiempo


Un factor clave para la campaña de verano será el calor. No sólo en la climatología gallega, sino en la del centro de la península. “Una buena climatología provoca que desde lugares como Madrid o Castilla se canalicen visitantes hacia Galicia”, explica Ballesteros.

El factor crisis

Otro de los factores que invita al optimismo, aunque resulte paradójico, es la crisis económica y la reducción del poder adquisitivo. Con la caída de precios, que ahora deben comenzar a elevarse en los hoteles, Galicia ha reforzado su posición como uno de los destinos más económico del Estado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad