Vista aérea de la Ap-9 a su paso por el puente de Rande

Galicia logrará la transferencia de la Autopista del Atlántico en 2020

Sánchez tiene fácil lograr el apoyo del BNG a su investidura cuando se cumple un año desde que el Congreso aceptó iniciar el trámite del traspaso de la AP-9

Todos los caminos de las vías políticas abiertas conducen a la transferencia de la titularidad de la Autopista del Atlántico a Galicia en 2020. Y esos mismos senderos parecen más despejados que nunca en el arranque del año. Para que Pedro Sánchez consiga el apoyo del BNG para su investidura solo tiene que apretar un botón, el que activa una medida que el propio Congreso de los Diputados aprobó, prácticamente por unanimidad, el año pasado por estas fechas.

El traspaso de la titularidad de la AP-9 está ya activado. Esa es la gran baza con la que cuenta el PSOE para lograr que el BNG, con su diputado en el Congreso, Néstor Rego, se sume a la mayoría simple que espera alcanzar Sánchez en segunda vuelta. Y es que durante este año ha sido el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha tenido sobre su mesa el proyecto.

Una iniciativa del BNG que solo recibió un "no"

A principios de diciembre de 2018 el Congreso aceptó tramitar la proposición de ley aprobada por el Parlamento de Galicia para que el Estado transfiera a la comunidad la titularidad de la autopista, con lo que se dio el primer paso para el traspaso definitivo de la principal arteria de comunicación gallega. En ese momento, todos los grupos parlamentarios anunciaron su respaldo a la toma en consideración de la proposición, excepto Ciudadanos, que abogó en todo momento porque la AP-9 continuase en manos del Gobierno central.

La convocatoria del 28 de abril, las primeras elecciones que convocó Sánchez al no poder aprobar los presupuestos, dejó en vía muerta la decisión de la mayoría de la Cámara a una iniciativa que ha liderado desde el minuto uno el BNG de Ana Pontón. Los nacionalistas gallegos han llegado incluso a pedir la nacionalización de la concesionaria de la AP-9, en manos del grupo Itínere.

Subidas en la AP-9 frente a gratuidad en la AP-7

La nueva subida en los peajes de la AP-9 para 2020 ha entrado también de lleno en el debate para la investidura de Pedro Sánchez. Ha sido como reforzar una tesis a la que un día sí y otro también se han sumado los grupos políticos gallegos. Tanto el  BNG como PPdeG o el Grupo Común da Esquerda han arremetido contra la subida del 2,6% que se prevé en la autopista a partir del día uno.

Todo esto sucede cuando, además, Fomento libra a 23 millones de coches de pagar peaje en las autopistas españolas. Y es que a partir del 1 de enero será gratuito circular en la AP-7 entre Tarragona y Alicante y en la AP-4 entre Sevilla y Cádiz. La AP-7, que une la frontera de Girona con Francia y Alicante por el litoral mediterráneo, pasando por Barcelona y Valencia, es la autopista con más tráfico de España. Pero la más cara sigue siendo la gallega, con subidas adicionales en los peajes para compensar tanto determinadas obras como Rande como las bonificaciones en varios trayectos, como el comprendido entre Pontevedra y Vigo.

Hasta en la "agenda" de Núñez Feijóo

Para no perder el tren, incluso Núñez Feijóo ha incorporado el trapaso de la titularidad del vial, que no su gestión, entre sus reclamaciones al nuevo Gobierno. Este lunes el presidente de la Xunta ha manifestado su deseo de poder tener una reunión "leal y seria" con el ministro que tome posesión de Fomento para poder "concretar la llegada del AVE". Pero más allá, en el ámbito de las infraestructuras, mantendrá otra de las demandas incluida en la "agenda gallega" que puso sobre la mesa antes de las generales: el traspaso de la AP-9, si bien su "prioridad" es la política de peajes.

En esta coyuntura, en la línea de lo que hace la Xunta con las autopistas de titularidad autonómica, Feijóo ha urgido de nuevo descuentos en la AP-9 para quienes la usan de forma habitual. Asimismo, tras afear que se mantenga pendiente parte de la deuda de 700 millones que reclama la Xunta al Ejecutivo central, se ha preguntado qué harán el BNG y los diputados de Galicia en Común ante la investidura de Sánchez. Parece una pregunta con respuesta sencilla: apoyo a cambio de transferencia de la AP-9, que está más cerca que nunca.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad