Galicia espera aliviar el 'stock' inmobiliario con la emigración

stop

Una asociación invita a empresas del sector de EEUU, Francia y Bélgica para ofrecerles viviendas

Pisos en venta

12 de septiembre de 2012 (21:12 CET)

Durante años la emigración fue una salida para muchas empresas gallegas. Ahora parece seguir siéndolo aunque de un modo distinto. La Asociación Comercial Inmobiliaria Gallega en el Exterior (Acigex), conformada por varios grupos gallegos del sector, sostiene que los emigrantes pueden ser los nuevos compradores del stock de viviendas que hay en la comunidad, y que mayoritariamente se concentran en la costa gallega.

Con esta idea, Acigex ha decidido invitar a varios grupos de empresarios inmobiliarios de América, Reino Unido, Francia y Bélgica a visitar Galicia para enseñarles varias zonas de la costa gallega con excedente de viviendas sin vender en las que podrían invertir. Según explican desde Acigex, su idea es que estas inmobiliarias sirvan de puente para llegar a la colectividad gallega en el exterior.

Durante toda esta semana realizarán numerosas visitas con los invitados extranjeros a poblaciones como Riveira, Ares, Vigo, o la isla de A Toxa. Sus previsiones son optimistas. Sostienen que podrán dar salida a unas 1.000 viviendas unifamiliares repartidas en la costa gallega y, de paso, incrementar el turismo de estas zonas en unos 4.000 visitantes.

Excedente

“Galicia, como el resto de España está viviendo un parón inmobiliario por lo que hay un alto volumen de inmuebles construidos que no encuentran comprador”, indican desde Acigex. Esta iniciativa cuenta con ayudas institucionales procedentes del Igape y con fondos Feder europeos.

Este verano, los promotores inmobiliarios de la provincia de A Coruña, Aproinco, aseguraron que solo en su provincia existía un stock acumulado de 9.000 viviendas, siendo municipios como Ares o Fisterra algunos de los que presentaban mayor número de residencias faltas de inquilinos. Precisamente, las inmobiliarias extranjeras invitadas por Acigex tendrán en Ares una de sus primeras paradas.

Iniciativa mediterránea


Con el avance de la crisis, no es la primera vez que se especula con la posibilidad de buscar compradores de vivienda en el mercado extranjero. A finales de julio, la patronal de los promotores españoles (Apce) insistió en las necesidad de fomentar las ventas entre extranjeros que no tuviesen España como residencia habitual.

En Galicia la iniciativa se cogió con pinzas. Aunque fue alabada, la mayoría del sector sostuvo que solo sería eficaz “en zonas puntuales como el Mediterráneo” y que, en la comunidad, como mucho, se podía buscar refugio en el inversor inglés. 

Ahora, con ayudas públicas de por medio, Acigex intenta dar una vuelta de tuerca. La solución podría estar en los emigrantes o los descendientes de gallegos en el exterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad