Galicia cerró 2014 sin instalar un solo megavatio eólico

stop

El negocio del viento cierra su segundo ejercicio en blanco en los últimos cuatro años, que coincide con un parón global en todo el Estado

Los parques eólicos proliferan en los montes comunales

A Coruña, 10 de enero de 2015 (23:17 CET)

Autorizar nuevos parques eólicos no es lo mismo que acometer inversiones y poner en marcha aerogeneradores. La restricción del crédito y la menor rentabilidad del negocio tras los recortes a las primas establecidos por la reforma eléctrica siguen intimidando a las promotoras, que habían situado a Galicia entre las primeras productoras eólicas del Estado. La potencia instalada en la comunidad se quedó en los 3.362 megavatios a cierre de 2014, exactamente los mismos que tenía a cierre de 2013, según muestran los datos de Red Eléctrica. Al igual que sucedió en 2011, la comunidad culmina otro año en blanco, sin lograr instalar un solo megavatio más.

El esfuerzo realizado por el Gobierno gallego para reflotar el concurso eólico que puso en marcha Núñez Feijóo nada más llegar a San Caetano y tumbar el reparto del bipartito, tendrá que esperar todavía la llegada de brotes verdes. Hay alguna buena noticia. La Xunta, que abarató notablemente la puesta en marcha de los parques a fuerza de modificar su propio concurso, autorizó hasta diez proyectos durante el año pasado. Según sus datos, los proyectos industriales asociados al reparto propiciaron una inversión superior a 850 millones de euros, a lo que hay que sumar la voluntad de algunos operadores, como Norvento, de seguir adelante con los parques.

Pero por ahora nada de eso ha cuajado. Sobre las empresas siguió pesando más la incertidumbre regulatoria y los recortes. El negocio eólico en Galicia de compañías como Norvento, Acciona o Iberdrola han visto como sus beneficios se recortaban e incluso algunas de ellas entraron en pérdidas.

La posición de Galicia

La diferencia fundamental respecto a los datos de Red Eléctrica del año 2013, es que en el pasado curso la parálisis se extendió por todo el territorio y las principales regiones productoras se estancaron, al igual que Galicia. El informe, que se elabora en diciembre y es, por tanto, todavía provisional a falta de verificar las cifras, muestra a Castilla-La Mancha, Andalucía y Castilla y León sin más megavatios que los ya instalados en 2013.

"La potencia instalada peninsular se ha mantenido prácticamente estable respecto al año anterior, al finalizar el año 2014 en 102.259 MW, 122 MW (un 0,1 %) menos que en diciembre de 2013. La mayor variación la ha registrado el carbón que ha reducido su potencia en 159 MW como consecuencia del cierre de la central de Escucha. El resto de tecnologías no han tenido variaciones de potencia o han sido poco significativas", dice el documento.

En el apartado eólico se habría producido un ligero descenso en potencia instalada en el sistema península, pasando de los 22.854 megavatios a los 22.845. Galicia se mantiene como tercera comunidad por potencia instalada, con 3.362 MW. Por delante del viento gallego se sitúan Castilla y León, con 5,652 MW; y Castilla-La Mancha, con 3.800. Muy cerca del pódium se queda Andalucía, con un desarrollo espectacular en los últimos años que la ha llevado a alcanzar los 3.324 MW.

Agua y viento

Todavía no hay datos específicos por comunidades respecto a la energía adquirido al régimen especial, donde se ubica la eólica. Tradicionalmente, Galicia es la principal productora. En 2013 aportó 9.496 GWh al sistema, a mucha distancia del resto de comunidades. Solo las centrales hidráulicas de régimen ordinario tienen parangón con el sistema eólico en Galicia, con una potencia instalada de 3.268 MW y 8.226 GWh aportados al sistema eléctrico en 2013.

Respecto al último año y a la espera de los datos desgranados, las energías renovables han cubierto un 42,8% de la producción total. Pese a ello, la generación renovable descendió un 1,0 % respecto al año anterior, debido principalmente a la caída de un 6,1 % de la producción eólica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad