Galicia apuesta por la ginebra ante el bajón del mercado tradicional

stop

Numerosos empresarios del sector se atreven con la bebida de moda. “Los resultados son sorprendentes”, indican

Platu London Gin

06 de agosto de 2012 (00:07 CET)

El boom de las ginebras se ha instalado también entre el empresariado gallego. Desde hace relativamente poco, numerosos proyectos relacionados con esta bebida están surgiendo en la geografía gallega. Para los entendidos, la apuesta es arriesgada pero no una locura: ante la caída del mercado tradicional es necesario innovar.

Platu London Dry Gin, Gin Chic, Gin Sea, Nordés o Entropía son algunas de las ginebras de apellido gallego que en poco tiempo han salido al mercado. Aunque no dan números, aseguran que su implantación va viento en popa en el mercado, a pesar de la crisis.

De Londres a Pontevedra

Una de las primeras y la que más rápidamente se está abriendo paso en el mercado internacional es la Platu London Dry Gin, una bebida que comenzó a conocerse en 2010 y que fue creada por las empresarias pontevedresas Cristina Codesido y Marián Barcia. A pesar de que la idea de Platú nació en Ponteareas, la primera destilación se hace en Londres.

Entre las de más reciente cuño está la ginebra de la marca alaricana Entropía Gin, que salió al mercado este 2012. Además de tener los productos empleados tradicionalmente en las ginebras, como el enebro o el cilantro, la bodega ourensana incorpora otros como hibisco, jengibre y nuez moscada y otros escasamente utilizados como guaraná y ginseng, hierbas energéticas.

Empresarios jóvenes

La mayoría de los empresarios gallegos que están apostando por el mundo de la ginebra tienen como característica común su juventud, como es el caso del hostelero Manuel Barrientos que con 29 años decidió sacar adelante la Gin Sea, una ginebra del tipo London Gin pero fabricada en Galicia.

Según explica Xoán Cannas, uno de los creadores de la ginebra Nordés “la mayoría de la gente que nos estamos metiendo con la ginebra en Galicia tenemos entre los 30 y los 40 años, y estamos apostando por crear empresas nuevas ante la caída de los mercados tradicionales, como era por ejemplo el orujo”.

Nordés, destilado de Albariño

Este hostelero sostiene que el mercado del orujo comenzó a caer porque la bebida “perdió valor” al ser siempre ofrecida gratis en las sobremesas de los restaurantes. “Ante esta situación pensamos en hacer un destilado de orujo de albariño, aunque al final nos decantamos por la ginebra”, indica este reconocido sumiller.

Ahora, tan solo unos meses después de su salida al mercado, Cannas asegura que están gratamente sorprendidos. “Las cifras nos tienen absolutamente desbordados porque no las esperábamos, estamos teniendo una gran implantación en Galicia y en Portugal”, comenta, para conceder que la expansión por el resto de España va más lenta debido a que por su irrupción en el mercado se perdieron la entrada en la “campaña de verano”.

La buena acogida de Nordés en Portugal, así como el hecho de que sus creadores provengan del mercado del vino ha acelerado su expansión internacional. “Ya estamos presente en el mercado americano y ahora apostamos por Brasil, Chile y Argentina”, explica Cannas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad