Galán presume de la retribución a los accionistas

stop

Los títulos de Iberdrola rinden a una media del 8% anual, entre los beneficios más elevados del Ibex

Galán se explica ante los accionistas | EFE

22 de marzo de 2013 (13:08 CET)

Ignacio Sánchez Galán ha cosechado aplausos entre los accionistas de Iberdrola, reunidos este viernes en Bilbao por la junta general. La más corta que se recuerda. La satisfacción proviene de las ganancias amasadas por los títulos de la energética. En los últimos 12 meses las acciones acumulan un 8% de rendimiento.

Se trata de las mayores retribuciones del Ibex, a remolque de unos resultados libres del deterioro de la crisis. El beneficio neto es de 2.800 millones de euros.

Dividendo

“Quisiera felicitar al consejo por los resultados…”. Así han empezando la mayoría de las intervenciones del turno de preguntas. Una vez resueltas las tiranteces con ACS –liderada por Florentino Pérez—, la reunión de inversores se ha transformado en un remanso de paz.

El dividendo planteado por Galán supone 0,305 euros por título. En enero se han pagado 0,143 euros. En julio se sumarán 0,157 euros de los que 0,03 euros serán en efectivo. El resto se liquidará con más acciones. Asistir a la junta tenía un premio de 0,005 euros por título.

Estabilidad

“Los próximos años seguiremos por esta senda de estabilidad”, ha dicho Galán en referencia no sólo a las compensaciones, sino a los resultados. En la sala, referencias al principal competidor: Endesa. La compañía de Borja Prado ha suspendido dividendo.

Iberdrola continuará ahorrando y desinvirtiendo. Se desprenderá de activos no estratégicos por valor de 2.000 millones y reducirá la deuda en unos 6.000 millones. Mejorar las ratios financieras y el balance parece la clave para el futuro de le energética, según ha transmitido Galán a los accionistas.

Internacional

En paralelo se invertirán 12.300 millones en varios países. Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y México. De hecho, la presencia en esos mercados ha permitido a la firma sortear el escenario económico español y por lo tanto mantener el dividendo.

“La expansión también tiene sus riesgos, es más difícil de controlar. Es más costoso”, recordaba un accionista. “Tenemos un plan claramente definido en energías renovables y negocios regulados, pero también la suerte de estar en unos países con unos retornos predecibles”, ha respondido Galán.

Gobierno

La fuerte regulación a la que está sometido el sector energético ha dado cauce a las pocas críticas hacia el Gobierno. Galán se ha alineado con Mariano Rajoy, particularmente en el ámbito de las previsiones económicas. Pero ha habido mensajes para el Ministro de Industria, José Manuel Soria.

Con una respuesta sobre eficiencia, el presidente de Iberdrola ha colado su cuña: “Garoña está en perfectas condiciones para seguir funcionando, pero económicamente su continuidad es dudosa debido a los impuestos específicos. No parece razonable: produce los kilowatios más baratos de España”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad