Gadisa, DIA y Eroski negocian con los ganaderos y la industria láctea los planta

stop

La Xunta justifica la ausencia en la reunión del sector, a la que solo acudió Leche Río, por el temor a sanciones de Competencia

Protestas de los ganaderos en Bruselas

en A Coruña, 10 de julio de 2015 (17:49 CET)

El objetivo era buscar soluciones para mejorar la situación del sector lácteo gallego. La reunión se convocó en pleno conflicto, con los sindicatos agrarios unidos en una nueva plataforma que ha convocado para el 17 de julio una macro manifestación en Santiago. Protestan contra prácticas que consideran chantajes de la industria y contra precios de 20 céntimos por el litro de leche en origen, por debajo de lo que cuesta a los ganaderos producirla.

En este contexto, el encuentro entre distribuidores, productores e industria, con la Consellería de Medio Rural como intermediario, se antojaba importante para acercar posturas. Pero la industria no acudió a la cita. Solo se presentó Jesús Lence, propietario de Leche Río, una de las empresas más criticadas por los sindicatos. Y lo cierto es que no trasladó ninguna buena noticia para los ganaderos.

Anuncian medidas legales

Lence, según transmitieron los sindicatos agrarios, no ha cambiado su criterio de dejar de recoger la leche a determinados ganaderos al considerar que incumple los criterios mínimos de calidad. El secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, consideró que la argumentación de Leche Río "no se sostiene por ningún lado" y advirtió que ante el incumplimiento de los contratos solo deja la vía de "actuación jurídica" y exigir a la Administración que "actúe con contundencia".

La conselleira Rosa Quintana ha señalado que Lence aporta datos: "por lo que se habló aquí, él no está diciendo de imponer ningún criterio, está hablando de un criterio de cumplimiento de lo que según el real decreto se entiende por leche fresca, que tiene un criterio graso de 3%", explicó.

La distribución sí que va

El encuentro duró casi tres horas y contó con la presencia de Gadisa, DIA, Carrefour o Eroski. A diferencia de la industria, la distribución sí que acudió. Según Quintana, a las empresas les pudo el miedo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

"Yo no lo considero un plantón, simplemente entiendo después de la última denuncia del tribunal de la Competencia que tengan cierto miedo a sentarse", sostiene, a la vez que ha recordado que "ellos tienen sus órganos para hablar".

Competencia impuso una multa de 88,2 millones hace apenas tres meses a un grupo de transformadoras lácteas entre las que estaban Central Lechera Asturiana, Capsa, Lactalis, Leche Pascual o la Asociación de Empresas Lácteas Gallegas, entre otras. El organismo considera probado que intercambiaron información sensible y pactaron precios para controlar el aprovisionamiento de leche cruda. También incurrieron en prácticas irregulares Leche Río, Feiraco y Celta, pero la infracción había prescrito.

Sindicatos frustrados

La reunión sin industria acabó con los sindicatos frustrados. La líder del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba, considera que hay unas reivindicaciones "inmediatas" como la recuperación de precios "ruinosos", la recogida de todas las granjas y un marco con mediación sin imposición unilateral de las industrias, pero en esta reunión en la Consellería de Medio Rural no hubo "ninguna solución". En el mismo sentido se pronunció Roberto García, que cree que el plantón de las empresas "no tiene precedente" en el sector.

Los datos que manejan unos y otros difieren. Los ganaderos cifran en 2.571 los "contratos basura" firmados en el sector lácteo gallego. Rosa Quintana dice que solo "un 1%" de la producción en Galicia está por debajo de 20 céntimos el litro, unos 500 productores.

Solución para Rodeiro

La mejor noticia que surgió del encuentro fue que Leche Río parece dispuesta a reconducir la situación con las 30 granjas de Rodeiro a las que ha dejado de recoger. Al menos, eso dieron a entender tanto Quintana como los sindicatos. "Por lo que nos trasladan no es cierto" que vayan a dejar de recoger la leche, dijo la conselleira.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad