Freixenet monta una filial en Galicia para comprar las bodegas de NCG

stop

El grupo catalán constituye una sociedad con domicilio social en Meaño, donde el banco posee los viñedos de Agnus Dei

Viñedos de Vinum Terrae

18 de mayo de 2013 (00:22 CET)

Freixenet constituyó el pasado 10 de abril una nueva sociedad en Galicia: Bodegas Vionta SL. Su domicilio social está en Meaño (Pontevedra), el mismo municipio en donde NCG posee las bodegas que el grupo catalán pretende.

Tal y como adelantó Economía Digital, el grupo presidido por Josep Lluis Bonet Ferrer lleva meses en negociaciones con el banco gallego para hacerse con Vinum Terrae, la sociedad con la que la entidad nacionalizada gestiona sus bodegas en Pontevedra, herencia de la época de Julio Fernández Gayoso al frente de Caixanova.

Negociaciones discretas

Según datos del Registro Mercantil, Bodegas Vionta cuenta con un capital de 300.000 euros. Su socio único es Freixenet SA y su objeto social es la “elaboración de vinos, su venta, comercialización, distribución, exportación y expedición, así como también los citados actos en relación a licores, cervezas y cuales quieran que sean las bebidas alcohólicas”.

A pesar de este revelador hecho, tanto en Freixenet como en NCG guardan absoluto mutismo sobre el tema. “Las conversaciones no están cerradas”, conceden únicamente desde la entidad bancaria.

Problemas con el FROB


De existir un problema para que estas se cierren podría estar, precisamente, en los acuerdos sobre la forma de pago. Según El Economista, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sostiene que Novagalicia no puede financiar la operación, tal y como sería el deseo de la empresa catalana.

El FROB, que controla el 100% del capital de NCG, entiende que se trata de una operación inmobiliaria, ya que comporta el traspaso de inmuebles de la entidad. Por ley, los bancos intervenidos no pueden financiar operaciones de estas características con activos que provengan de su balance.

Proceso de desinversión

No obstante, también es cierto que tanto NCG como el regulador bancario quieren vender. Vinum Terrae forma parte de la cartera de activos industriales de la que Novagalicia debe deshacerse por mandato de Bruselas.

La entidad que preside José María Castellano cuenta con un 96,81% de Vinum Terrae. Según las cuentas de resultados correspondientes a 2011, su patrimonio asciende a 8,9 millones de euros. Durante ese ejercicio cosechó unos resultados de 765.00 euros.

Bodegas de prestigio

Las bodegas de Novagalicia cuentan con una larga tradición de prestigio. En 2003, Fernández Gayoso presentó, acompañado del ex alcalde de Ourense Manuel Cabezas, la empresa Vinum Terrae. Dos años después, se amplió con la entrada de Bodegas Agnus Dei, participada en un 80% por Horario Gómez, el que fue máximo responsable del Celta de Vigo.

Freixenet, por su parte, está en época de cambios. La compañía acaba de poner en venta la filial gala de vino Burdeos que posee, Yvon Mau. Quiere hacer frente al estancamiento de las ventas en España. Esta desinversión relajaría las cuentas de la empresa del cava, cuyas ventas globales rondan los 500 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad