La sede de Freixenet, el líder del cava, adquirida por Henkell. EFE

Freixenet confirma que ya está en manos de Henkell

Henkell firmó la compra del 50,67% de las acciones de Freixenet y ahora espera la aprobación de la Autoridad Europea de la Competencia

El grupo alemán Henkell ya firmó la adquisición del 50,67% de las acciones de Freixenet, la empresa líder del sector del cava.

A la compra se suma "un amplio acuerdo de cooperación internacional" con José Ferrer Sala y José Luis Bonet, las dos partes de la familia que conservan el resto de acciones.

La adquisición de esta participación está sujeta a su aprobación por parte de la Autoridad Europea de la Competencia, según informaron el sábado Freixenet y Henkell en un comunicado conjunto.

Ferrer se quedará con un 42% del capital de Freixenet, y Bonet con un 7,25%

La compañía alemana lleva más de un año y medio intentando materializar la adquisición, que ahora será posible con el aval de la familia Hevia y tres ramas de la familia Bonet.

El importe pagado ronda los 200 millones. Ferrer se mantendrá como accionista con un 42% del capital, y Bonet será propietario de un 7,25%.

Con este acuerdo, Henkell y Freixenet "unen fuerzas para convertirse en el líder mundial del sector de los vinos espumosos".

"El acuerdo de cooperación estratégica busca abrir nuevos mercados y canales de distribución que permitan ampliar la presencia internacional de las dos compañías, así como contribuir al crecimiento sostenible de ambas", señalan las empresas en la nota.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad