Francisco González, durante la presentación de resultados de BBVA el 4 de febrero

Francisco González no da crédito a que la Operación Chamartín se decida en asambleas multitudinarias

stop

MILES DE MILLONES EN JUEGO

Juan Carlos Martínez

Francisco González, durante la presentación de resultados de BBVA el 4 de febrero

desde Madrid, 18 de noviembre de 2015 (14:06 CET)

Francisco González, el presidente del BBVA, principal promotor de la Operación Chamartín –el ahora redenominado Distrito Castellana Norte (DCN)– junto a la constructora gallega San José, está que echa chispas.

Nunca hubiera pensado que la decisión para llevar a cabo una inversión de tal envergadura –solo 6.000 millones para urbanizar los terrenos– pasara por las conclusiones que salgan de un debate asambleario transparente, en el que la participación ciudadana resulte clave.

Ganar tiempo

Es la estrategia que ha pergeñado José Manuel Calvo, el concejal responsable de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, para ganar tiempo y evitar tomar una decisión sobre la aprobación del proyecto antes de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre.

De momento, el visto bueno a la operación, si es que se toma, no se haría antes del próximo mes de marzo –cuando apenas queden nueve meses para venza el plazo máximo que el BBVA se ha dado para seguir con el proyecto o descartarlo para siempre –, ya que hasta entonces se han planificado un mínimo de tres sesiones, tras las que se emitirán unas conclusiones, que no tienen por qué servir para nada.

Diálogo de sordos

A la vista de lo concurridas que van estar estas asambleas, en lugar de lograr el máximo consenso y la mayor transparencia para desarrollar una intervención urbana vertebradora, rigurosa, ordenada y sostenible puede resultar complicado de alcanzar, amenazan con acabar en un auténtico diálogo de sordos con las aportaciones, a favor y en contra del proyecto, de cada uno de los intervinientes.

Tantos van a ser los participantes a la primera de las mesas de debate programadas, la que se llevará a cabo el próximo lunes 23 de noviembre, que el Ayuntamiento de Madrid ha decidido realizarla, como si de un gran congreso se tratara, en el mismísimo Palacio Municipal de Congresos.

Allí, bajo la presidencia del propio Calvo, se darán cita representantes del Ministerio de Fomento, de la Comunidad de Madrid, así como de los colegios de arquitectos e ingenieros de Caminos, de las escuelas de estas dos especialidades. Antes de dar paso al debate, el edil presentará los antecedentes urbanísticos del ámbito y expondrá la actual propuesta de planeamiento.

Asociaciones de vecinos

También están convocados al evento la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm) y representantes de las asociaciones de vecinos afectados por el desarrollo del ámbito. Además, claro está, de miembros de los cuatro grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Madrid.

A partir de aquí, al menos otras dos asambleas tendrán lugar en diciembre, antes de las elecciones generales, y en enero, ya después de celebrados los comicios. En ellas se debatirán aspectos monográficos relacionados con la movilidad, el medio ambiente, y la ordenación urbanística.

Mesa Técnica

Además de esta Mesa Política y Social creada el pasado mes de octubre, también está en marcha una Mesa Técnica, que trabaja para ordenar un ámbito con una superficie de 3.114.336 metros cuadrados, cuyo desarrollo supone prolongar el paseo de la Castellana en tres kilómetros entre el Nudo Norte, frente al Hospital de La Paz, y la M-40.

El objetivo es integrar estos terrenos en el tejido  social  de la ciudad,  de forma que se facilite la convivencia ciudadana y no se convierta en una pieza ajena e inconexa con respecto a su entorno urbano.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad