Francia descarta fugas radiactivas tras la explosión nuclear en Rosellón

stop

UN MUERTO Y VARIOS HERIDOS

Un miembro de un equipo especializado mide los niveles de radiación en el exterior de la instalación nuclear Centraco

12 de septiembre de 2011 (16:37 CET)

No hay fuga radiactiva como consecuencia del accidente nuclear de este lunes en Francia, al menos según el Gobierno galo.

Sin embargo, la Agencia de Seguridad Nuclear francesa (ASN) ha confirmado que al menos una persona ha muerto en la explosión que se ha producido este lunes en las instalaciones nucleare de Marcoule, en la región de Languedoc-Rousillon, en el suroeste de Francia, a 240 km de España.

Un portavoz de la ASN ha indicado a la agencia Reuters que la explosión tuvo lugar cerca de un horno. La planta de Marcoule, en el departamento de Gard, sirve para la gestión de desechos nucleares pero no cuenta con ningún reactor.

La explosión se habría producido en torno a las 11.45 hora local, según los medios locales. Las autoridades de la prefectura han alertado del riesgo de fuga radiactiva y han establecido ya un perímetro de seguridad.

A parte del fallecido, cuya cadáver ha sido hayado carbonizado, el Comisariado de Energía Atómica ha informado de cuatro heridos, uno de ellos grave.

Por su parte, el Gobierno español "está recabando información" sobre la explosión registrada en un almacén de deshechos nucleares en Francia, según han informado a la agencia de noticias Europa Press fuentes gubernamentales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad