Fran y José Ramón, leyendas del Dépor, liquidan su promotora 

stop

Ambos hermanos disuelven de forma voluntaria la firma inmobiliaria Fran y José Ramón SL, con sede en Oleiros y actividad en Ribeira

Economía Digital

José Ramón y Francisco González, 'Fran', en su etapa como futbolistas del Deportivo de La Coruña
José Ramón y Francisco González, 'Fran', en su etapa como futbolistas del Deportivo de La Coruña

A Coruña, 05 de enero de 2017 (06:00 CET)

Dos leyendas del mejor Dépor, hermanos y socios en los negocios. Fran y José Ramón González Pérez han decidido poner fin a una de sus aventuras empresariales. Con la liquidación, de forma voluntaria, de la promotora Fran y José Ramón SL, ambos exfutbolistas proceden a pasar página de uno de sus negocios inmobiliarios, que tenía base de operaciones en Ribeira, donde ambos nacieron, y domicilio social en Oleiros.  

Fran y José Ramón SL tenía como administradores solidarios a ambos hermanos, aunque es José Ramón el encargado de asumir las funciones de liquidador de la compañía, y para ello ha procedido a inscribir la disolución y extinción de la promotora familiar en el Registro Mercantil de A Coruña. Lo hizo con fecha del pasado 28 de diciembre.  

Caminos separados

José Ramón reside habitualmente en A Coruña, mientras que Fran, el capitán del Superdépor, pasa largas temporadas en Barcelona, e incluso llegó a poner el año pasado a la venta su chalet, ubicado en las inmediaciones de Oleiros, construido en 2006.  

Fran y José Ramón SL fue constituida en Ribeira en 1994, cuando ambos jugadores estaban en activo. Su último domicilio es una urbanización de Oleiros. La sociedad, que tiene varios activos inmobiliarios (suelo y edificios) en el Paseo Carolinas, en Ribeira, ha permanecido inactiva en los últimos años, después de acometer diversas reducciones de capital de forma sostenida en el tiempo.  

Patrimonio

La sociedad repartió un beneficio de unos 25.000 euros el año pasado, que se destinaron a compensar las pérdidas de 2014. El patrimonio de Fran y José Ramón SL se sitúa en algo más de 200.000 euros el año de su liquidación, cuando contaba con un capital social de 67.000 euros, tras constantes reducciones. Tanto Fran como José Ramón González mantienen otros negocios empresariales e inversiones al margen de la inmobiliaria que ahora liquidan.    
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad