Fontenla y Alvariño comienzan su 'precampaña' ante las próximas elecciones en la patronal gallega

stop

El pontevedrés ya ha salido en busca de los votos del empresariado de Ourense

Fontenla y Fernández Alvariño tras las últimas elecciones a la presidencia de la CEG / EFE

24 de mayo de 2013 (02:42 CET)

Las elecciones de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) aún no han sido convocadas. Los futuros candidatos no se han presentado de forma oficial e incluso se rumorea que podría haber sorpresas de última hora. Sin embargo, la precampaña ya ha comenzado de forma velada y cada facción busca amarrar los máximos apoyos posibles.

El presidente de la patronal pontevedresa, José Manuel Fernández Alvariño, mantuvo encuentros durante la semana pasada con el empresariado de Ourense. Según indican diversas fuentes, Alvariño quiere asegurarse votos más allá de los de su propia confederación.

Él es, por el momento, el único candidato que ha manifestado de forma pública su deseo de optar a la presidencia de la CEG. Ya lo hizo en las pasadas elecciones, cuando fue derrotado de forma evidente por el actual líder de la patronal gallega, Antonio Fontenla.

Fontenla, más discreto

Hay muchas probabilidades de que el pontevedrés vuelva a tener enfrente al también presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña. En la ciudad herculina todos parecen tener claro que, a pesar de las polémicas que han salpicado a su persona en los últimos tiempos, volverá a presentarse. “Sí, pero esperará hasta el último minuto, como hace siempre”, comentan fuentes cercanas al constructor.

Por ese motivo, Fontenla también ha comenzado ya a maniobrar. “Él también ha empezado ya a moverse, pero no lo hace de forma directa como Alvariño, sino más discreto, a través de sus personas de confianza”, indican otros empresarios consultados por este medio que prefieren mantenerse en el anonimato.

La incógnita coruñesa

Estos explican que, si bien Fontenla parte con ventaja de cara al proceso electoral, por primera vez podría no contar con el apoyo de todo el sector coruñés. “Su red de apoyos es muy amplia, pero ya no es la de antes”, comentan, a la vez que deslizan que es precisamente en A Coruña desde donde se intenta orquestar una candidatura alternativa.

“Es muy difícil que un tercer candidato pueda surgir debido al propio sistema electoral mediante compromisarios que hay. La incógnita está en saber qué pasará en A Coruña. Qué harán los descontentos con Fontenla si el otro candidato tampoco es de su agrado. ¿Votarán en blanco?”, se preguntan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad