Fontenla sondea 'in extremis' un candidato alternativo a la presidencia de la patronal

stop

Un empresario del entorno del ourensano Eligio Nieto podría ser el oponente de Fernández Alvariño en la carrera por la CEG

Fontenla y Fernández Alvariño tras las últimas elecciones a la presidencia de la CEG / EFE

22 de julio de 2013 (21:40 CET)

Se cumplieron los pronósticos, aunque hubo sorpresa. El actual presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, no se presentará a la reelección. Sin embargo, no dejará el camino libre al, hasta ahora, único candidato oficial, el líder de la patronal pontevedresa, José Manuel Fernández Alvariño. El empresario coruñés busca in extremis un candidato de su agrado y diversas fuentes indican que este podría estar en Ourense, y pertenecer al entorno de Eligio Nieto, ex presidente de la Federación Gallega de la Construcción.

La candidatura alternativa a la presidencia de la patronal gallega juega con el cronómetro en contra ya que este martes, 23 de julio, expira el plazo para presentarse a las elecciones, que se celebrarán el próximo 30 de este mes.

Alvariño, un candidato madrugador

Fontenla convocó elecciones el pasado 17 de junio. Cuando aún no habían pasado 24 horas, Fernández Alvariño anunció que se presentaría con la intención de llegar a presidir a los empresarios gallegas tras dos intentos fallidos. El constructor coruñés no se manifestó aunque, en anteriores ocasiones (es presidente desde 2001) ya había oficializado su candidatura casi en el tiempo de descuento. No obstante, esta ocasión ha sido distinta. Las polémicas externas a la CEG que rodean la figura del constructor, así como la maniobra de Alvariño, que se aseguró el apoyo de las confederaciones de Ourense y Lugo, le han jugado una mala pasada.

Este lunes Fontenla recurrió a una rueda de prensa para anunciar que no se presentaría, por cuarta vez consecutiva, a las elecciones de la CEG. En su intervención fue especialmente duro con Alvariño y su entorno.

“Reparto de fondos y cargos”

Aseguró el presidente de la patronal que la candidatura del pontevedrés, que cuenta con el respaldo de los empresarios de Ourense y Pontevedra, se articuló en base a “componendas y arreglos”. “Se han repartido fondos y cargos”, insistió.

El constructor dijo que la candidatura nació con una “filosofía de desunir” y de “defender intereses particulares de unos cuantos en contra de otros”. “Yo con esa filosofía no participo”, dijo el empresario, que compareció arropado por el presidente de la Federación de la Construcción, Antón Arias, y por el de Empresarios do Tambre, Jesús Chenel. “De esta candidatura, antes de conocer sus propuestas concretas en temas que afectan al empresariado, ya se conocía con todo lujo de detalles el reparto y los nombramientos y cargos, lo que ha generado un gran temor”, aseveró.

El candidato sorpresa

Tras alertar de los temores que, a su juicio, despierta Alvariño, Fontenla deslizó la posibilidad de un candidato alternativo. No es la primera vez que suenan nombres y que se especula con esta opción. Entre los que se escucharon en días pasados se encontraba el del ex presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de A Coruña Daniel Ramos o incluso quien fue presidente de la patronal ourensana, Francisco Rodríguez.

No obstante, en las últimas horas, diversas fuentes aseguran que el candidato emergerá del entorno del empresario ourensano de la construcción Eligio Nieto, quien se mostró en contra de apoyar la candidatura de Alvariño en un primer momento. Manuel Martíñez Rapela o Felipe Gamallo son algunos de los nombres que podrían tener posibilidades, aunque, por el momento, es toda una incógnita.

Fue Fontenla el que prendió la mecha con sus declaraciones ante los medios. “No descarto que se pueda presentar alguien más”, dijo, para añadir que, si hubiese otra lista, esta tendría su apoyo.

Alvariño se apoya en sus cuentas

Las críticas de Fontenla no sentaron nada bien en el sector de Alvariño, que sin embargo, se mantiene seguro en sus números. El empresario restó importancia a la posibilidad de un nuevo oponente. “Nos vendría muy bien tener más de un candidato porque eso significaría que los empresarios gallegos quieren demostrar que hay más gente comprometida”, señaló.

Y es que los afines al pontevedrés aseguran que, aún con una candidatura más, la victoria no corre peligro. Insisten en que tienen asegurados 112 de los 186 votos en juego. “Buscan un candidato a la desesperada. No tiene sentido buscarlo en Ourense cuando los votos de los compromisarios ya están comprometidos con Alvariño”, argumentan.

Si hay partido o no, la incógnita se resolverá en pocas horas. A las cuatro y media de la tarde de este martes finaliza el plazo de presentación de candidatos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad