Fontenla medita dejar a Alvariño vía libre a la presidencia de la patronal

stop

El actual presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia podría anunciar el lunes su renuncia a presentarse a las elecciones

Fontenla y Fernández Alvariño tras las últimas elecciones a la presidencia de la CEG / EFE

20 de julio de 2013 (00:24 CET)

A principios del verano se creía que las elecciones a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia serían las más reñidas que se recuerdan, debido a lo ajustado de la contienda. No obstante, puede que, al final, sea todo lo contrario. Antonio Fontenla, actual presidente de la patronal gallega sopesa dejar el camino libre a José Manuel Alvariño, el único candidato oficial por el momento, de cara a los inminentes comicios. Según aseguran diversas fuentes, no ha conseguido los apoyos necesarios, por lo que se plantea abandonar la carrera.

El entorno del constructor coruñés guarda mutismo absoluto pero el hecho de que haya convocado una rueda de prensa este lunes 22, un día antes de que finalice el plazo marcado para presentar las candidaturas, ha hecho saltar las alarmas. La cita será en Santiago, en la sede de la CEG, y la convocatoria tan sólo indica que en ella Fontenla dará a conocer su “consideración sobre el proceso electoral”.

Alvariño hace campaña en A Coruña

De momento Alvariño, actual presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) no quiere cantar victoria antes de tiempo, pero sí se dedica a dar muestras de los apoyos que ha atesorado en los últimos tiempos y que, probablemente, podrían llevarlo a presidir la patronal gallega por primera vez tras dos intentos fallidos.

Casi a la vez que Fontenla convocaba a los medios para la rueda de prensa del lunes, Alvariño informaba de que el martes visitará A Coruña. Por la mañana mantendrá una reunión con empresarios de la ciudad herculina y por la tarde recorrerá las futuras instalaciones del mayor Centro de Hostelería de España con Héctor Cañete, el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia. Todo un aviso.

Exhibiciones de apoyos

Y es que el empresario pontevedrés lleva ya un tiempo haciendo exhibiciones de fuerza pública, mostrando sus apoyos precisamente con el objetivo de evitar que Fontenla llegase a presentarse a la reelección. El acto más significativo tuvo lugar el pasado 9 de julio en Compostela.

En una rueda de prensa, de la mano de José Manuel Pérez Canal, el nuevo presidente de los empresarios de Ourense, y de Jesús Quintá García, consejero delegado ejecutivo de la Confederación de Empresarios de Lugo, abogó por rebajar el tono presidencialista de la CEG y otorgar mayor peso a las provincias. Pero, sobre todo, exhibió los apoyos explícitos de las patronales de ambas confederaciones.

Los cálculos de Alvariño

Ya entonces los cálculos de Alvariño aseguraban que la victoria, en esta ocasión, era clara. Según sus cuentas recibiría 76 votos por parte de los compromisarios de las organizaciones de Pontevedra, Lugo y Ourense, además de los apoyos que se iba labrando dentro de las confederaciones sectoriales.

A día de hoy, fuentes cercanas al empresario pontevedrés aseguran que Alvariño tiene asegurados 112 de los 180 votos que emitirán los compromisarios que representarán a las distintas confederaciones en las elecciones, convocadas para el 30 de este mes. No obstante, Fontenla todavía cuenta con apoyos destacados dentro de las organizaciones sectoriales que aportan unos 80 votos en total.

Pérdida de respaldo 'en casa'

Fuentes empresariales aseguran que el detonante que ha desencadenado las reflexiones de Fontenla es que el constructor es consciente de que no cuenta con el apoyo unánime de toda la confederación coruñesa. “Esta semana no consiguió el respaldo unánime en A Coruña lo que lo pone en una situación muy delicada”. Muestra de ello es el acto que Alvariño se reserva para el martes en A Coruña.

Cuando en mayo Fontenla anunció que este verano se celebrarían elecciones a la CEG, muchos fueron los que pensaron que el coruñés trataría de buscar un candidato de su agrado que se presentase a los comicios dado las diversas polémicas que han rodeado su figura en los últimos tiempos. Los escándalos que sobrevuelan a la urbanización de Someso, así como el hecho de que el pasado año se viera obligado a liquidar Construcciones Fontenla, al no poder hacer frente a un pasivo de 40 millones de euros, semejaban escollos muy difíciles de superar.

Doce años como presidente


Si finalmente el actual presidente de la patronal gallega no se presenta a la reelección pondrá punto y final a una etapa que comenzó en 2001, hace doce años. Por su parte, esta es la tercera vez que Alvariño se postula para presidir a los empresarios gallegos.

En 2009 ya le disputó la presidencia a Fontenla que, en aquella ocasión ganó por goleada. De los 181 votos emitidos por 183 compromisarios, 128 fueron a favor del coruñés y tan sólo 53 apoyaron al de Pontevedra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad