Fontenla convoca elecciones a la patronal sin aclarar si se presentará

stop

Ourense podría convertirse en la llave que dará la presidencia de la Confederación de Empresarios

Fontenla, en una foto de archivo de 2001, cuando llegó a la presidencia de la CEG / EFE

17 de junio de 2013 (23:15 CET)

La Confederación de Empresarios de Galicia celebrará elecciones a su presidencia el próximo 30 de julio, tal y como adelantó Economía Digital. El líder de la patronal pontevedresa, José Manuel Fernández Alvariño, presentará su candidatura de forma inminente. Sin embargo, el actual presidente de la CEG, Antonio Fontenla, no parece tener tanta prisa.

Según el calendario electoral aprobado este lunes por la los órganos de gobierno de la patronal gallega, el plazo de presentación de las candidaturas se prolongará hasta el 23 de julio. De presentarse, Fontenla podría repetir la estrategia de otras convocatorias y hacerlo in extremis.

Ourense, Lugo y las sectoriales

Si la candidatura de Fernández Alvariño es, a falta de anunciase oficialmente, un hecho, muchas más incógnitas rodean la de Fontenla. El actual presidente lleva desde 2001 al frente de la patronal gallega y nadie quiere dar por segura al 100% su candidatura. El constructor agotó el pasado 7 de mayo su tercer mandato al frente de la patronal.

Todos coinciden en que, en cualquier caso, esta será uno de los procesos electorales más reñido que se recuerdan. Las confederaciones de Ourense y Lugo podrían ser la clave para decantar la balanza hacia un lado o hacia otro (en el caso de que Fontenla opte a la reelección).

Las dudas de Fontenla

La decisión de Fontenla está marcada por varios acontecimientos. El primero, la crisis de su empresa, Construcciones Fontenla, que suspendió pagos hace un año ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda de 40 millones. A finales del septiembre pasado despidió a su plantilla.

Por otra parte, el juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña ha ordenado la apertura de diligencias para investigar la relación del constructor con el ex alcalde Francisco Vázquez, en la urbanización de Someso.

Reparto de compromisarios


Fontenla media todavía presentarse, según algunas voces críticas con el constructor, porque “en esta ocasión tiene que hacer muchas cuentas”. Fuentes cercanas tanto a Alvariño como al empresario coruñés dejan claro que esta contienda será especialmente reñida.

En las elecciones a la patronal cada confederación designa a un número de compromisarios. Pontevedra aportará 32, A Coruña 28, Ourense 24 y Lugo 20. A mayores, entre 75 y 80 votos se repartirán entre los representantes de las 23 asociaciones sectoriales gallegas. Cada una tendrá entre uno y cuatro votos en función de su tamaño.

La decisión ourensana

Tanto desde el sector de Alvariño como desde el de Fontenla ya han comenzado a mover sus hilos. Cada uno tiene asegurados los votos de su respectivas confederaciones, pero deben 'pescar' más.

De momento, la junta directiva de la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO) eligió la semana pasada a sus representantes en la CEG. Entre ellos está Benito Iglesias, miembro de la directiva de la patronal ourensana y presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). El empresario ya hizo público hace unas semanas su apoyo a la candidatura de Fernández Alvariño, algo que podría decantar los votos ourensanos.

Pero nada se quiere dar por sentado. Lugo representa otro interrogante ya que su actual situación es muy particular. Sin presidente, está gestionada por un consejo de administración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad