Florentino Pérez en la junta de accionistas de ACS. / Carlos Pérez (EFE)

¿Florentino Pérez y Telefónica en el consejo del registro horario?

El Consejo Español para el Registro de Jornada es la primera asociación de empresas del sector del control horario

Un grupo de directivos del sector tecnológico, la consultoría y la salud laboral han creado la primera asociación empresarial sobre el registro horario. Se llama Consejo Español para el Registro de Jornada (CERJ). Su objetivo es que los sistemas que permiten dejar constancia de la hora de entrada y salida del trabajo también sirvan para mejorar la productividad.

En el núcleo fundacional del CERJ se encuentran directivos de ocho empresas: Dinsa (del grupo ACS que preside Florentino Pérez), Adiss Informática, Cissa, Emsalud, Plural Asesores, Sofosol, Tecnoaccesos y U2Solutions.

Fuentes del consejo indican que, en estos momentos, tramitan una decena de nuevas altas entre las que destaca la Fundación Telefónica, que preside César Alierta.

Al frente del CERJ están los empresarios Juan Ángel Martín (Sofosol), como presidente, y José Ramón Urtubi, secretario general, que antes de dedicarse al sector tecnológico fue directivo de la Federación Española de Deportes de Invierno. La sede del consejo está en Madrid, donde están radicadas la mayor parte de las empresas fundadoras.

Según sus estatutos, el CERJ es una asociación empresarial sin ánimo de lucro que tiene entre sus fines la promoción del registro horario, la colaboración con la administración y los grupos políticos para elaborar las futuras normativas, así como la innovación y la investigación.

Función “evangelizadora”

Eduardo Uzquiano (U2Solutions), miembro del comité ejecutivo, añade que también se dedican a “evangelizar” sobre el registro horario. Realizan una labor divulgativa.

Precisa que no se trata solo de cumplir con la ley sino de que las empresas “saquen utilidad” a los sistemas de registro. Recuerda que estos sistemas permiten más funciones que las de anotar la hora de entrada y salida de los empleados. Insiste en que pueden ser una herramienta para mejorar la productividad.

No pretenden ser una patronal, aunque se proponen interlocutar con la administración, con otras organizaciones empresariales y los sindicatos. En la última semana han mantenido reuniones con Inspección del Trabajo, sobre la aplicación del registro en las empresas, y con la exdiputada socialista Rocío de Frutos, impulsora de su obligatoriedad.

Uzquiano avanza que tienen la intención de promover una certificación de las empresas proveedoras de sistemas de registro horario para acreditar que cumplen con unos niveles mínimos de calidad y seguridad. El CERJ podría convertirse en certificador en un futuro.

Un artículo de Josep María Casas

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad