Florentino apuesta por la expansión asiática ante el avance del 'low cost'

stop

La textil cerró 2012 en pérdidas, aunque su saneada situación le permite iniciar un proceso de internacionalización

C.D.P.

El modisto Florentino Cacheda, al lado del presidente Feijóo y la deportista Gemma Mengual, en las presentación de los uniformes del mundial de natación | EFE
El modisto Florentino Cacheda, al lado del presidente Feijóo y la deportista Gemma Mengual, en las presentación de los uniformes del mundial de natación | EFE

03 de diciembre de 2013 (21:08 CET)

Florentino mira hacia Asia. La enseña textil pontevedresa abrió este octubre dos tiendas en las ciudades chinas de Ningbo y Shenzen. En noviembre le tocó el turno a un nuevo establecimiento en Harbin y se espera la inauguración de un cuarto a principios de año. Todo está dentro de su plan de expansión.

Las previsiones de la compañía con sede en Lalín pasan por abrir 35 establecimientos en un período de entre tres y cinco años, todos ellos en centros comerciales asiáticos. La firma de Florentino Cacheda prevé cerrar el 2013 con un volumen de exportación del 28%. Según el portal modaes.es, los planes de trabajo pasan porque ese porcentaje llegue al 50% en tres años.

Antídoto a la crisis

La expansión se ha convertido en apuesta y antídoto a la crisis nacional y al impulso de la moda barata. Florentino cerró 2012 con un resultado después de impuesto de 236.076 euros en negativo, un descenso del 60,7% con respecto al año anterior. ¿La causa? La caída de ventas no fue acompañado “de un correlativo descenso de los gastos en la misma proporción”.

La cifra de negocio fue de 13,47 millones de euros, un 11% menos que en 2011. En su informe de gestión, la compañía textil admite las dificultades que atravesó el año anterior, debido sobre todo a “la situación económica de crisis generalizada, y en particular del sector textil, debido a la drástica reducción del consumo y a la fuerte competencia que establecen las tiendas multimarca, las grandes cadenas comerciales, y las empresas low cost”.

Empresa “saneada”

No obstante, Florentino asegura que su situación financiera es buena. Con una deuda a corto plazo de 105.000 euros y a largo de 1,2 millones y unos fondos propios de 15,4 millones a cierre del pasado año, la empresa se ha embarcado en un proceso de expansión asiática, aunque también con el foco puesto en Rusia, países del Este y América. “Todo ello ha de redundar en una recuperación de las ventas y la potenciación del resultado económico de la cuenta de explotación”, indica la textil.

La compañía de Cacheda asegura que su punto fuerte esta en la calidad del producto que vende. Tanto es así que realiza un control de calidad final sobre las prendas antes de enviarlas a tiendas.

“La compañía cuenta con modernas instalaciones de almacenaje, disponiendo de naves absolutamente preparadas para el manejo de prendas, tanto colgadas como embaladas, encargándose de coordinar la cadena logística para garantizar el abastecimiento de las tiendas según sus necesidades comerciales”, añade.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad