Botadura del flotel de Pemex en el astillero Barreras

Fitch degrada Pemex a "bono basura"

La agencia de calificación baja el rating de la petrolera mexicana, propietaria del astillero Barreras, pese al respaldo de López Obrador

Fitch ha vuelto a rebajar la nota de solvencia de Pemex, la petrolera mexicana que controla el 51% del astillero vigués Barreras. La agencia de calificación degrada a  'BB+' el rating de la paraestatal, dentro del grado especulativo o "bono basura" y con perspectiva "negativa".

El movimiento tiene correspondencia con un recorte la calificación soberana de México, hasta 'BBB', como consecuencia de la escalada de las tensiones comerciales con EEUU. El rescate planificado por el Gobierno de López Obrador pierde por tanto su efectividad ante la ofensiva de Trump, a pesar de que uno de los objetivos era enjugar deuda de la petrolera y evitar que un nuevo recorte del rating encareciese la financiación.

Perspectivas negativas para Pemex

En su análisis, Fitch señala que los ratings de Pemex se sitúan dos peldaños por debajo del soberano como consecuencia de su débil perfil crediticio autónomo y la lenta actuación del Gobierno para reforzar la estructura de capital de la petrolera.

"Esto es una indicación de que el Gobierno no ha reconocido la viabilidad del perfil financiero de la compañía y/o el rol estratégico que Pemex desempeña para el Gobierno y el país", añade la calificadora de riesgos, señalando que la nota 'ccc' asignada al perfil crediticio individual de Pemex le impide valorar de manera plenamente positiva, con la máxima nota, los incentivos gubernamentales.  

De hecho, en caso de un empeoramiento adicional del perfil crediticio autónomo de Pemex, la agencia podría revisar a 'moderada' su evaluación de los incentivos, lo que podría resultar en un cambio en el rating de la empresa de forma independiente a la calificación soberana.

Riesgos económicos en México

La agencia Fitch rebajó este jueves en un escalón la nota de solvencia a largo plazo de México, hasta 'BBB', dos escalones por encima del grado especulativo o 'bono basura', mientras que revisó la perspectiva del rating a 'negativa' desde 'estable' como consecuencia de las dificultades que atraviesa la petrolera estatal Pemex y la incertidumbre relacionada con las tensiones comerciales con EEUU.

"La rebaja de México refleja la combinación del mayor riesgo para las finanzas públicas del deterioro del perfil de crédito de Pemex y la debilidad de las perspectivas macroeconómicas, exacerbada por las amenazas externas de tensiones comerciales, la incertidumbre sobre algunas políticas domésticas y las limitaciones fiscales", explicó la calificadora de riesgos.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad