Finsa teme el impacto de Kronospán en los precios del tablero

stop

La maderera reconoce que la entrada de nuevos competidores perjudicará sus resultados este año

Camión de Finsa y Peter Kaindl, propietario de Kronospán | ED/Bashinform

07 de octubre de 2013 (22:23 CET)

“La previsión para 2013 es que el mercado Ibérico se siga contrayendo, especialmente, en la primera parte del año”. Así de clara se muestra Finsa en el Informe de Gestión depositado en el Registro Mercantil correspondiente al año 2012, en el que la maderera fundada por Manuel García Cambón aumentó un 20% su cifra de negocio a pesar del decrecimiento general del mercado del tablero. La estimación del líder maderero gallego es compartida en Europa. La European Panel Federation (EPF), la patronal europea del tablero, augura un año “difícil”, con más “cierres” y “liquidaciones” en España, según consta en su informe anual de 2012. Argumenta que las condiciones de financiación son más estrictas y que la construcción tardará en recuperarse. Todo ello, en un contexto general negativo. La producción europea de tableros cayó un 5,5% en el último año, siempre según los datos de EPF.

Finsa añade, además, otro factor de riesgo al dificultoso escenario: Kronospán. Aunque la maderera gallega no se refiere directamente a la multinacional austriaca, en su cuenta de resultados explica que “la entrada de nuevos competidores provocará sin duda alteraciones en el mercado que afectarán negativamente, tanto a volúmenes como a precios”. Cuando Finsa redacta el informe, está pensando en el futuro del grupo burgalés Interbón, que entró en concurso de acreedores en julio de 2011 con cerca de 200 millones de deuda. Desde entonces, su presencia en el mercado fue muy limitada. Se mantuvo operando a un cuarto de su capacidad hasta que Kronospán se hizo con la empresa en septiembre de 2012 evitando su desaparición. A partir de aquí, el razonamiento es casi obvio. De la mano del gigante austriaco, Interbón recuperará su actividad --de hecho, ya lo ha hecho de forma paulatina en lo que va de año--, restará cuota de mercado a sus competidores y apretará los precios.

Las dimensiones de Kronospán


Esa es la teoría, a la espera de saber cómo se moverá Kronospán en el mercado Ibérico. El grupo propiedad de Peter Kandl se hizo en un año con la fábrica de Burgos y Venta de Baños de Interbón, y con la planta de Interpanel en Villabrázaro (Zamora), una filial de la lucense Tablicia.

Kronospán cuenta con una capacidad instalada en sus plantas repartidas por la Unión Europea de unos 6.840 millones de metros cúbicos, casi el doble que la de Finsa o la del gigante portugués Sonae. Maneja 34 plantas de fabricación de paneles y tableros de madera, con representación en 27 países, y unos 11.000 empleados. Con estas magnitudes, en el sector tienen claro que la multinacional austriaca es la única con capacidad para influir en los precios del tablero debido a su tamaño.

Crecer, pese a las pérdidas


Pese a todo, fuentes próximas a Finsa consideran que la empresa podrá alcanzar un nivel de facturación similar al de 2012 al cierre del ejercicio. Es decir, se moverán en una cifra de negocio próxima a los 537 millones. El crecimiento del 20% en el último año no ha evitado que la maderera repitiese números rojos. Cerró el último año con pérdidas por valor de 13,3 millones, mientras que en 2011 el dato negativo fue de 11,5 millones.

Financiera Maderera y, en general, las empresas gallegas del tablero, se sitúan entre las que más han sostenido la apuesta por la innovación y la exportación de producto con valor añadido dentro del sector de la industria maderera. De hecho, la exportación de tablero junto a la de pasta de papel, convirtieron a Galicia en la primera comunidad exportadora de productos de madera del Estado.

Los malos augurios

Pero todo eso no ha bastado para que Finsa logre beneficios. El contexto no es el más favorable. La capacidad de producción española de MDF (tablero de fibra de densidad media) se redujo desde los 1,6 millones de metros cúbicos de 2011 a 1,5 millones de m3 al año siguiente, según el informe anual de EPF. La patronal europea todavía aporta otra cifra negativa sobre la evolución de la industria estatal. La producción española de tableros de partículas representó el año pasado menos del 5% de la producción europea, a pesar de que esta última también ha ido en retroceso, con una caída del 5,5% en 2012.

Visto en perspectiva, la crisis económica rebajó a la mitad el impacto de la industria estatal del tablero en Europa, pasando de aportar en 2008 el 10,7% de la producción al 5,5% actual. Una situación clave para Galicia, donde además de las gallegas Finsa, Losán o Unemsa-Intasa, las madereras del Grupo Tojeiro, tiene presencia la portuguesa Sonae a través de Tafisa y la peruana Representaciones Martín, que se hizo este año con la maltrecha Tablicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad