Jose Carballo, primer ejecutivo de Finsa y consejero de Fincorporativo

Finsa se vuelca con las inversiones: 200 millones en solo un año

Fincorporativa, su sociedad holding, duplica sus inversiones inmobiliarias en un 2018 en el que se quedó a las puertas de los 1.000 millones de facturación

Finsa está a las puertas de irrumpir en el selecto grupo de empresas gallegas que logran facturar más de 1.000 millones de euros al año. Fincorporativa (la sociedad holding que aglutina todas las participaciones del grupo) cerró el ejercicio 2018 con un récord de 918 millones de euros en ingresos en un año en el que sus beneficios se resintieron y cayeron a 72,6 millones de euros desde los 79,2 millones del año anterior por la subida de costes de los aprovisionamientos y a su esfuerzo inversor.

Y es que, según se extrae de las cuentas anuales de la sociedad holding, que el año pasado ascendió a su consejo a José Carballo, director general de Finsa, sus empresas dedicaron un total de 206,7 millones de euros a inversiones. La cantidad casi duplica a los 112,5 millones de euros que fueron destinados a esta partida el año anterior.

Exposición millonaria a fondos de inversión

La mayor parte de estos 206,7 millones de euros invertidos fue a parar a inversiones financieras en partidas como valores de renta fija (deuda pública o créditos corporativos) o fondos de inversión. A esta partida destinó un total de 112,7 millones de euros el año pasado, lo que eleva la exposición de Fincorporativa a este tipo de activos financieros a los 152,36 millones de euros.

La propia compañía reconoce en sus cuentas que la evolución de estas inversiones “ha sido negativa [en 2018], consecuencia de un mal comportamiento general de los mercados financieros”, asegura la firma, que cifra en 4,47 millones de euros la pérdida de valor de sus fondos de inversión como consecuencia de la caída de las bolsas mundiales durante el año pasado.

De hecho, las inversiones en este segmento fueron inferiores a las retiradas, que ascendieron a 129 millones de euros, triplicando los 39,5 millones de euros del ejercicio anterior. Esta partida se comió prácticamente el 100% de las desinversiones del grupo, que el año pasado rozaron los 132 millones de euros, casi 75 millones de euros menos que unas nuevas inversiones entre las que se abren paso las realizadas en el sector inmobiliario.

Duplica sus invereiones inmobiliarias

Al margen de la inversión en inmovilizado material (maquinaria), que el año pasado se elevó de 74,6 a 78,2 millones de euros, la otra gran apuesta del grupo Fincorporativa tiene que ver con el inmobiliario.

A esta partida dedicó un total de 14,5 millones de euros, unas cantidades que contrastan con los 6,3 millones de euros que invirtió en este mismo concepto el año anterior. “Se han realizado inversiones inmobiliarias de producto finalista y se han llevado a cabo desinversiones en suelo industrial”, asegura la firma en su memoria anual, en la que añade que “la cifra de ingresos por alquileres sigue su tendencia ascendente, como consecuencia de nuevos arrendamientos, tanto de activos ya en cartera, como de inmuebles adquiridos durante el año”.

Y es que en torno a Fincorporativa no solo giran los negocios industriales, sino que también penden hasta tres filiales dedicadas a la promoción inmobiliaria. Se trata de M5 Cornes Residencial, Cornes Espacio Residencial y Allegrocomodo, todas ellas participadas a través de Promociones y Gestiones del Tambre. Con ellas promueve, entre otras cosas, la construcción de 125 viviendas a apenas 500 metros de la compostelana Plaza Roja.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad