Finsa gana terreno a la portuguesa Sonae: crece tres veces más

stop

Los dueños de Tafisa, competidores de la maderera gallega en el mercado del tablero, pierden 36 millones en 2015 tras cerrar sus plantas gallegas

Rui Correia, CEO de Sonae Industria

en A Coruña, 23 de marzo de 2016 (02:34 CET)

Las plantas que desplegaba Tafisa en Galicia, concretamente en Betanzos y Ponte Caldelas, tenían detrás a un voluminoso grupo acostumbrado a superar los mil millones de facturación al año. La portuguesa Sonae Industria decidió replegarse en suelo gallego y en otros territorios, como Francia, porque está en pleno proceso de ajuste para corregir las pérdidas que arrastra.

El competidor global de Finsa que, como Kronospan, había plantado sus centros productivos en casa de la primera maderera gallega, ha corregido parcialmente los números rojos, pero no los ha evitado.

Cierre de seis plantas en dos años

Acabó el ejercicio con 36 millones en pérdidas, un 69% menos que en 2014, pero pérdidas al fin y al cabo. El mal trago provocado por la contracción del mercado ibérico acabó llevándose por delante a las dos plantas gallegas, la última, la de Betanzos, fue traspasada a la sociedad Betanzos HB.

Sonae Industria cerró otros cuatro centros en Francia, en Auxerre, Le Creusot, Ussel y Linxe. La lista de bajas se fundamentó en la poca rentabilidad de las unidades y la aportación negativa al cash flow del grupo.

Mejora general de las magnitudes

Atareada en racionalizar su tamaño y, dice su presidente Rui Correia, en generar productos de mayor valor añadido, Sonae logró elevar su ebitda un 12%, hasta los 107 millones, mejorar su margen de ebitda hasta el 10,4% y elevar levemente su cifra de negocio, hasta los 1.027 millones, un 1% más.

Básicamente, la mejoría en los mercados de Canadá y África del Sur, compensaron nuevos retrocesos en Europa, principalmente, en España y Portugal, donde el aumento de precios, 1,7%, no fue suficiente para cubrir la bajada de ventas.

Finsa y Sonae

En la comparativa con Finsa, la maderera gallega elevó su cifra de negocio un 5%, hasta los 817 millones según los datos provisionales que publica la propia compañía. El volumen de negocio aumentó en 38 millones, tres veces más que el de Sonae, que lo hizo en 12 millones.

Si Finsa ha entrado en el capital del grupo mexicano Proteak, del que adquirió un 5%, la alianza de Sonae es bastante más sensible. La chilena Arauco, brazo forestal del holding energético Empresas Copec, se hizo con un 50% de Tafisa para producir junto a Sonae para Europa y África del Sur en lo que la compañía portugesa define como "acuerdo estratégico".

En el sur de Europa, las ventas descendieron un 5,6%, principalmente por la menor facturación en España y Portugal. En el norte de Europa, el volumen de negocio cayó en la misma proporción, un 5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad