Planta de Finsa en Santiago

Finsa aplica un ERTE para 1.600 trabajadores en Galicia

El grupo maderero Finsa pacta un ajuste temporal de empleo para trabajadores de sus cuatro fábricas en Galicia con vigencia hasta el 30 de abril

Finsa, el primer grupo maderero gallego, tampoco ha podido esquivar el ajuste laboral a causa del impacto en la actividad económica del coronavirus. La compañía ha optado --en la línea que están siguiendo muchas de las grandes empresas gallegas al margen del sector de la alimentación-- por aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sobre parte de su plantilla. El ajuste afectará a cerca de 1.600 personas que trabajan en las factorías ubicadas en Padrón-Ponte Cesures, Santiago de Compostela, Ourense y Rábade (Lugo). El número de afectados equivale, aproximadamente, al 50% de la plantilla en España. Finsa cerró 2018 con 3.347 trabajadores en todo el grupo.

El ERTE, que se aplica por causas productivas, se acordó con los trabajadores este fin de semana y se extenderá desde el 20 de marzo hasta el próximo 30 de abril. La firma compensará a la plantilla, que será reincorporada pasada ese tiempo. Finsa les ha garantizado una cobertura del 90% del salario correspondiente al mes de marzo y del 85% del de abril. Esto quiere decir que la firma maderera completará la cantidad que reciban del Estado hasta llegar a dichos porcentajes. Además, también se compromete a que sus empleados perciban el 80% de los complementos correspondientes a pagas extras, así como el 100% de los de vacaciones

Comisión de prevención en cada factoría

Del mismo modo, empresa y sindicatos también han pactado la puesta en marcha de una comisión de prevención específica para cada planta en Galicia, de cara a supervisar cómo se están aplicando las medidas para evitar contagios por coronavirus. La actividad en las factorías es mínima actualmente y continuará así hasta, al menos, el miércoles. 

En esencia, la operativa que ha decidido aplicar Finsa guarda similitudes por la preparada por Inditex. Hasta ahora, la compañía de Amancio Ortega era de las pocas que había planteado un ERTE en el que la empresa asume un complemento que engordará el subsidio que reciben los asalariados por parte del Estado. En el caso de que las tiendas de la multinacional gallega continúen cerradas más allá del 15 de abril, la compañía aplicará un ERTE para unos 25.000 trabajadores que, no obstante, percibirán el 100% de su salario (Inditex abonará el 30% a cada empleado).

Finsa: 70 millones de beneficios

Finsa tenía a cierre de ejercicio 2018 una plantilla global de 3.347 trabajadores. El salario medio en territorio español se situaba en aquella altura en los 25.325 euros para los empleados menores de 30 años, unos 360. El grueso de la plantilla, 1.850 trabajadores con edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, percibía un salario medio de 31.685 euros.

Ese ejercicio, el último del que hay datos presentados ante el Registro Mercantil, lo cerró con unos beneficios de 70,3 millones de euros y una facturación de 920 millones de euros. 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad