Amancio Ortega, fundador de Inditex y presidente de la Fundación Amancio Ortega

Fin de la guerra empresarial por las donaciones de Amancio Ortega

Extremadura contará en 2020 con la maquinaria sanitaria donada por Ortega después de que un juzgado dirimiese la disputa entre dos multinacionales

Las donaciones que realiza la Fundación Amancio Ortega no solo son jugosas para quien las recibe, sino también para los adjudicatarios de las licitaciones que genera. Precisamente, la guerra judicial entre dos multinacionales del ámbito sanitario paralizó durante casi un año la resolución, en Extremadura, del concurso público abierto para la construcción de cuatro aceleradores lineales. Estos aparatos, usados en la lucha contra el cáncer, serán financiados en su totalidad por la fundación del dueño de Inditex, si bien, como en otras ocasiones, la administración pública es la encargada de realizar los trámites necesarios para la puesta a punto del contrato.

Este miércoles, el vicepresidente segundo de la Junta de Extremadura y consejero de Sanidad, José María Vergeles, anunció de forma pública el desbloqueo del concurso convocado para la dotación de estos equipos médicos. El fin de la parálisis se produce en base a un pronunciamIento del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, que el pasado 30 de octubre desestimó el recurso presentado por la multinacional Varian Medical System contra la decisión acordada por el Servicio Extremeño de Salud (Ses) que resolvió en segunda instancia el concurso a favor de la otra gran empresa del mercado que se dedica a la fabricación de estos equipos médicos, Elekta. Así, será esta firma la que se encargue de aportar a la sanidad pública estos cuatro aceleradores, que forman parte de uno de los lotes adquiridos cuyo precio se eleva sobre los 12,8 millones de euros, de los cuales 10,9 millones se destinan a los cuatro aceleradores lineales

La posibilidad del Supremo

A pesar de todo, el recurso judicial está resuelto de momento, ya que cabe la posibilidad de que la otra firma en liza presente recurso ante el Tribunal Supremo. En todo caso, según informó el vicepresidente extremeño, la administración autonómica decidió desbloquear ya la resolución del concurso paralizado con el objetivo de no demorar más tiempo la colocación de estos equipos médicos. “El plazo para recurrir termina este jueves, pero no podemos hacer esperar más a los extremeños”.

Pero, a pesar de esta decisión, la guerra comercial entre las multinacionales sanitarias ya ha provocado retrasos. El nuevo Hospital de Cáceres será el primero el contar el próximo año con los aceleradores lineales. Badajoz también tendrá uno en 2020, mientras que Mérida y Plasencia tendrán que esperar a 2021 y 2022 respectivamente.

El precedente valenciano

No es la primera vez que Varian y Elekta se enzarzan a causa de una donación de Ortega en el ámbito sanitario. En Valencia también ocurrió, aunque en este caso no se llegó a los tribunales, sino que se solventó por vía administrativa. En este caso, el objeto de disputa era el lote 12 de la macrolicitación que puso en marcha la Generalitat con los 30 millones de euros aportados en su caso por el magnate gallego. 

Varian presentó recurso ante el Tribunal Administrativo Central alegando, entre otras cuestiones, que su rival había incumplido las prescripciones técnicas obligatorias en los aceleradores ofertados y que se habían vulnerado los principios de igualdad de trato y no discriminación en la presentación de ofertas. El tribunal desestimó sus argumentos.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad