Ficosa y Comsa-Emte crean una empresa de innovación en la antigua Sony de Viladecavalls

stop

INNOVACIÓN

Xavier Pujol, Enric Vilamajó y Carles Sumarroca

05 de mayo de 2011 (18:03 CET)

En el antiguo centro tecnológico de Sony de Viladecavalls trabajan desde principios de año 124 ingenieros en la nueva empresa de innovación Idneo. Detrás del grupo están los dos compradores de la factoría de la multinacional japonesa, Ficosa y Comsa-Emte, que han creado una joint venture. En el plan de negocio expuesto por los directivos del grupo este jueves, se prevé llegar durante la segunda mitad del año a los números negros (facturar 7,9 millones de euros a finales de 2011) e impulsar la comercialización de los productos nacidos en Viladecavalls.

“Vamos más allá de tener una feliz idea. Aquí trabajamos con productos que se puedan fabricar en volumen y en una factoría de cualquier lugar del mundo”, ha manifestado el director general de Idneo, Enric Vilamajó. Un negocio de ciclo completo que se puede realizar gracias a las instalaciones que dejaron los nipones, sobre todo por el centro de homologación que hay en Viladecavalls (se alquila a otras empresas). Así, un ingeniero puede diseñar un producto, probarlo e incluso certificarlo antes de presentarlo al cliente.

Ficosa y Comsa-Emte forman parte de la lista comercial de Idneo, donde también están presentes Cirsa, Imago, Foxconn, HP, Manusa o L3. Y es que al unir los centros de i D de las tres compañías que participaron en la operación de compra de hace un año, se trabaja a la vez en áreas distintas y a simple vista poco relacionadas entre sí: los sistemas para vídeo; las energías renovables; el transporte (trenes y coche eléctrico); seguridad y defensa; consumo y salud.

El director del centro reconoce que son nichos de negocio “muy grandes. Pero nuestra estrategia es entrar y crecer donde está el know how de las compañías”. De entrada, ya tienen 20 proyectos en marcha con 12 clientes distintos. Para crecer, miran básicamente más allá del mercado español y en sitios donde Ficosa o Comsa-Emte ya tengan puesto el pie.

Facturar 25 millones de euros en 2015


En 2015 esperan facturar unos 25 millones de euros y tener a 308 ingenieros en plantilla. En esta previsión, la mayor parte del negocio está en mercados europeos (19 millones), aunque también cuantifican su presencia en los mercados chino (2,5 millones) y estadounidense (3 millones).

Vilamajó afirma sin tapujos que para cumplir con el plan estratégico del grupo tienen que “reforzar la competitividad”. Esto pasa por implantarse “con generaciones de bajo coste a países de bajo coste”, o lo que es lo mismo: abrir en 2012 una oficina en Shángai. Asimismo, en 2013 quieren inaugurar “un front office en EEUU” con el objetivo de estar cerca de potenciales clientes. Eso sí, no cruzarán el Atlántico hasta que no se haya cerrado en firme un contrato. La condición se puede cumplir “en breve”, en palabras del director.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad