El presidente de Ferroglobe, Javier López Madrid | EFE

Ferroglobe teme más problemas de liquidez por el Covid-19

La compañía, que vendió las centrales hidroeléctricas de Ferroatlántica, retrasa la presentación de su informe anual por el impacto del coronavirus

Ferroglobe, la compañía controlada por Grupo Villar Mir y con planta en A Coruña, teme que el coronavirus genere problemas en su operativa y tensiones de liquidez. El productor de silicio metal, que arrastra problemas de deuda que lo llevaron a negociar refinanciaciones y líneas de crédito con la banca, ha retrasado la presentación de su informe anual debido al impacto del coronavirus.

“La compañía continúa preparando las previsiones financieras a corto plazo, que su auditor externo está chequeando”, señaló en una comunicación al regulador, augurando que podrá remitir el informe a finales de mayo y, a más tardar, el 15 de junio.

En esta comunicación, Ferroglobe explica que la pandemia está afectando a los mercados financieros, lo que podría impactar en su capacidad para obtener liquidez. Además, señala el riesgo que supone para su operativa, debido al impacto que pueda tener el coronavirus en las operaciones y en la situación financiera de sus proveedores.

“Todavía no conocemos el alcance total de los posibles impactos en nuestro negocio”, dice.

Ferroglobe es un actor importante en Galicia, no solo por la planta que mantiene en A Coruña, sino también por la adquisición del producto que fabrican las plantas de Cee y Dumbría, que vendió el año pasado junto a las centrales hidroeléctricas al TPG por 170 millones.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad